Fuente: El Impulso

A un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) larense de nacimiento, pero trabajando desde hace siete años en San Carlos, estado Cojedes, le dieron muerte, ayer por la tarde, dos hombres que lo dominaron dentro de su propio vehículo, un Hyundai verde.

 

Cuando eran aproximadamente las 2 de la tarde, una mujer que caminaba por el sector Piedra Azul de Cabudare, en el municipio Palavecino, vio cómo el carro verde circulaba por la avenida principal de La Pedregosa en sentido prohibido y, descontrolado, chocó contra la pared de una casa en Piedra Azul. Inmediatamente después de colisionar se bajaron del vehículo dos hombres, uno de ellos vestid

Crédito El Impulso

Crédito El Impulso

o con una franela vinotinto. Ambos corrieron por el mismo trayecto recorrido por el carro, hacia el sector La Esperanza.

Dentro del auto quedó el castrense, detrás del volante y recostado hacia la puerta izquierda. Un disparo en el hombro izquierdo lo dejó moribundo. Una doctora se acercó para tomarle las pulsaciones, pero eran muy débiles. Murió a los pocos minutos.

Ninguno de los vecinos de Piedra Azul lo reconoció, pero los funcionarios de la Guardia del Pueblo que se acercaron a custodiar el sitio notaron que era un castrense: Antonio José Carrillo Carrillo, de 41 años.

La víctima vino a Cabudare, donde vive su familia, por los días de descanso laboral y cuando eso sucedía normalmente salía a trabajar como taxista. Solía recoger a los clientes en la calle, dijo a EL IMPULSO su hermano Rafael Carrillo. Por las características del caso, la hipótesis inicial considerada por el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) es la resistencia al robo.

Abatido en Morán

En el sector Palo Verde de El Tocuyo, municipio Morán, tuvo lugar un presunto enfrentamiento entre un civil y funcionarios del Cicpc. En el intercambio de disparos cayó muerto Alirio José Andrade Camacaro, de 29 años de edad.

 

comparte