07/04/08. Moscú. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, George W. Bush, no consiguieron ayer, durante su último encuentro como mandatarios en Sochi, cerrar la disputa por el escudo antimisiles que Washington quiere instalar en Europa. Sin embargo, los presidentes firmaron en el lugar vacacional junto al mar Negro una declaración que fija la futura colaboración entre Moscú y Washington, en la que se da por superada la confrontación de los tiempos de la Guerra Fría. Ambas partes dieron a conocer una “asociación estratégica” en un encuentro en el que Bush se reunió también con el sucesor de Putin, Dmitri Medvedev. Respecto al sistema defensivo misilístico, Putin reiteró su exigencia a Washington de edificar un sistema global antimisiles conjunto, algo a lo que Bush no accedió, aunque reiteró que “el sistema no se dirige contra Rusia”. Los mandatarios presentaron una suerte de guía para la futura cooperación entre Moscú y Washington, que incluye el enfrentamiento conjunto de los retos del siglo XXI, como el terrorismo internacional, la lucha contra el tráfico de drogas o el peligro de incremento de las armas de destrucción masiva. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 44. Caracas. 07/04/08

comparte