08/04/08. Caracas. Funcionarios de la Disip que adelantan las pesquisas sobre “protesta pacífica” escenificada el pasado jueves en la parroquia 23 de Enero, aseguraron que las armas de fuego que portaban los manifestantes son ilegales. “Se adelanta una investigación para determinar la procedencias de todas las armas que exhibieron los encapuchados la mañana del jueves 3 de abril. En su mayoría se trata de armamento de gran potencia y de las calificadas de guerra. Se presume que muchas hallan salido de las filas de los cuerpos de seguridad por parte de funcionarios desertores, pero no se descarta el robo o negociaciones en el mercado negro”, reveló una fuente de la policía política del país. Comentaron voceros de manera extraoficial, que se sospecha que las armas de fuego que están en poder de estos colectivos, pueden provenir de robos perpetrados contra unidades blindadas, las cuales fueron despojadas a los custodias de las unidades objeto del delito. “Se trabaja sobre la base de las fotografías publicadas en los diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales, así como en los partes electrónicos y vídeos de las diferentes plantas televisivas a través de los cuales se han logrado identificar a varias personas que están solicitadas ante los cuerpos de seguridad y que ese día caminaban tranquilamente por la parroquia repartiendo comunicados”, comentó el informante. Explicaron que la mañana del jueves en la zona habían más de 50 funcionarios realizando trabajos de inteligencia e identificación. Trascendió que el pasado viernes el alcalde Freddy Bernal acudió a las 2 pm hasta la redoma del Bloque 7 para una reunión con los líderes de los colectivos, a manera de mediador, pero lo dejaron “embarcado”. En ese momento el alcalde tildó de “desobedientes” a los grupos. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 30. Caracas. 08/04/08 D’yahana Morales

comparte