Fuente: Impacto CNA

El ex embajador de Venezuela y ex presidente del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego Arria, denunció ante el Consejo de Derechos Humanos de ese organismo al régimen de Nicolás Maduro por el uso de la tortura, los crímenes sexuales y los asesinatos metódicos de civiles desarmados que protestan en las calles que equivalen a crímenes de lesa humanidad definidos por el Estatuto de Roma.

Arria señaló que Maduro no se presentó este lunes a la apertura del Consejo de Seguridad de la ONU para responder al informe condenatorio del Alto Comisionado porque sabía que los miembros de dicha organización respaldarían el informe.

“No vino, primero, porque se enteró de que miembros del Consejo intervendrían para respaldar el informe. Segundo, al advertir que la comunidad internacional crecientemente condena su comportamiento forajido responsable por una de las mayores crisis humanitarias sufrida en las Américas, y tercero que defender el inventario de los abominables crímenes y atrocidades cometidas bajo su mando , es casi tan difícil como defender a su hijo adoptivo y a su sobrino, que en estos días están a punto de ser condenados a cadena perpetua por narcotraficantes en un tribunal de Nueva York, razón por lo cual tampoco asistirá a la apertura de la Asamblea General de la ONU”, explicó

El ex diplomático resaltó que hoy más de 15 integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) obedecen y actúan bajo las órdenes de La Habana y agregó que cada uno de ellos fueron sancionados por el gobierno de los Estados Unidos, entre ellos, Nicolás Maduro, Tareck El Aissami, Diosdado Cabello y Maikel Moreno, quienes son acusados de varios delitos: asesinato, corrupción, lavado de dinero y narcotráfico.

Luego de detallar las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por el régimen de Nicolás Maduro, advirtió que “no podemos dejar el campo libre a los tiranos. No tengo la menor duda que los venezolanos rescataremos nuestra patria. Se lo debemos a nuestros muchachos asesinados,a los perseguidos, torturados y encarcelados. A los casi dos millones de compatriotas extrañados de su país, que hoy son más venezolanos que nunca”.

Crédito Impacto CNA

Crédito Impacto CNA

comparte