10/04/08. Caracas. Nueve policías de Apure (dos inspectores, dos sargentos y cinco agentes) fueron privados de libertad al ser imputados por los delitos de tráfico de drogas, peculado doloso, uso indebido de uniforme militar, porte ilícito de arma de guerra, inducción a la corrupción y encubrimiento. Los uniformados permanecerán recluidos en el Internado Judicial de San Fernando de Apure, informaron fuentes de la Fiscalía. Esos mismos delitos también le fueron precalificados a otros tres ciudadanos, un venezolano y dos colombianos, quienes igualmente fueron privados de libertad por orden del Tribunal 2° de Control de San Fernando de Apure, a cargo de Nelson Castaño. Los 9 poliapures –quienes se desplazaban en un jeep de la Alcaldía de Pedro Camejo– y los tres civiles fueron aprehendidos el sábado pasado en el hato San Antonio, en el sector La Macanilla, cerca de San Juan de Payara. Allí llegaron comisiones de la Disip y el Ejército quienes se enfrentaron con “unos generadores de violencia”, según el informe hecho por la policía política. No hubo heridos. Ese mismo sábado, la Disip y el Ejército dieron parte al Teatro de Operaciones N° 1 (TO1) con sede en Guasdualito. De inmediato, se activó un operativo comandado por el TO1 con helicópteros y patrullas para capturar a los poliapures. Al ser detenidos, fueron puestos a la orden del Ministerio Público. Las fiscales Liliam Jiménez y Carmen Padrón fueron asignadas al caso y presentaron ayer en la mañana a los 12 aprehendidos ante el Tribunal 2° de Control de San Fernando de Apure, cuyo titular acordó privarlos de libertad. Se conoció que el comandante de la Policía de Apure, comisario Rafael Herrera, fue llamado al Ministerio del Interior, en Caracas. Trascendió que a los detenidos se les decomisó un fusil FAL, tres M-10, tres subametralladoras HK, una escopeta, dos pistolas 9 mm y 5 revólveres, todas con sus cargadores, así como 635 cartuchos de bala calibre 5,56 mm y 240 calibre 7, 62 mm. Asimismo, les incautaron 8 celulares, un radio banda larga y 4 granadas de humo, dos agendas –las cuales revelaban algunas cuentas por cobrar, presuntamente vacunas–, y una granada de las que se utilizan para realizar balizajes e indicaciones para aeronaves. Se informó que el fusil FAL, serial 1407, estaba solicitado por hurto en la delegación del Cicpc de Anzoátegui desde el 5 de marzo de 2003. La policía maneja la tesis de que el grupo de policías está vinculado a una banda de narcotraficantes colombianos y que estaban allí a la espera de una aeronave. No se indicó la cantidad de droga decomisada. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 28. Caracas. 10/04/08 ELIGIO ROJAS/WILLMER POLEO ZERPA

comparte