Fuente: El Universal

Seis funcionarios adscritos a la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se encuentran bajo investigación por la desaparición de tres armas de fuego que habrían sido incautadas durante un procedimiento en el que fueron detenidos cinco efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y un soldado del Ejército.

Crédito El Universal

Crédito El Universal

Los oficiales de la PNB fueron detenidos el pasado jueves luego de que se determinara que parte del botín, así como tres armas de fuego supuestamente incautadas durante el procedimiento policial no fueron entregadas por los funcionarios que participaron en la operación.

Durante el operativo en el que los efectivos lograron detener a los militares, se incautaron cuatro chalecos y seis pistolas pertenecientes al Ejército, con sus respectivos cargadores. Sin embargo al entregar lo incautado faltaban tres de las armas  por lo que los funcionarios fueron puestos a las órdenes de la fiscal 54 Griolinda Morales quien determinó que los policías deben ser presentados a la orden de tribunales para que los investiguen.

Con estas seis detenciones se eleva a 19 el número de efectivos policiales y militares que han sido detenidos en los estados Miranda, Aragua y en Caracas en los últimos tres días cometiendo hechos delictivos, se trata de ocho polinacionales, cinco Guardias Nacionales, cuatro funcionarias del Cicpc y dos militares adscritos al Ejército Bolivariano.

La caída de los funcionarios corruptos

Desde el pasado martes se ha venido produciendo la detención de efectivos de las policías y militares en distintos hechos delictivos.

Cinco de los detenidos forman parte de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), cuatro son mujeres y están adscritas al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), dos forman parte de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y otros dos son del Ejército, todos fueron detenidos por estar implicados en actividades delictivas.

En el primer, caso cinco GNB y un efectivo del Ejército fueron capturados tras asaltar a tres personas en las inmediaciones de Plaza Venezuela, los sujetos, los delincuentes fueron detenidos por efectivos de la Policía Nacional Bolivariana tras una persecución en la autopista Valle Coche, luego de que robaran a un grupo de ciudadanos.

En la operación fueron detenidos el sargento segundo del ejército Miguel Patiño (29), los sargentos segundos de la GNB Walls Luis  (23), Martin Yépez  (21) Indersso Lucena (21) Juan Araujo (23) José Cabeza (24) a quienes les incautaron cinco armas calibre 9 milímetros, así como la incautación de  cuatro chalecos antibalas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Otro caso involucra a cuatro funcionarias del Cicpc quienes fueron puestas bajo resguardo policial por suministrar datos contenidos en el Sistema Integrado de Información Policial (Siipol) a los integrantes de una banda de secuestradores, con quienes mantenían relaciones sentimentales.

Las detenidas fueron identificadas como Carolina Beatriz Rondon Flores (32), asistente administrativo adscrita a Interpol; Yureima Nazareth Garcia Diaz (26), detective agregada adscrita a la sub Delegación de Caricuao; Analys Yeisury Colmenares Martínez (31), detective agregada adscrita a la División Contra Drogas;  y Lysmer del Valle Álvarez Valero (36), detective adscrita a la Coordinación Nacional De Dependencias Especiales.

En otro procedimiento dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, adscritos a la seguridad del Metro de Caracas, fueron detenidos luego de que asaltaran y despojaran de una motocicleta a un mototaxista y su acompañante en las inmediaciones de la estación del Metro de Ruiz Pineda. Los oficiales detenidos quedaron identificados como Delvis José Infante González , de la segunda promoción de la UNES, y el oficial Franklin José López Cabrera, miembro de la séptima promoción UNES. A estos sujetos les fue incautada un arma PX4 calibre 9mm.

El reporte cierra con la captura de un capitán del Ejército quien estaba extorsionando a comerciantes en el estado Aragua. Al capitán del Ejército Jean Carlos Marchena Castillo,  quien estaba adscrito a la Escuela de Tropa de Maracay, le incautaron dos cheques por un millón y un millón y medio de bolívares respectivamente.

Los efectivos se mantienen tras la pista de un funcionario del Seniat, quien estaría implicado en la extorsión.

comparte