Fuente: El Nacional 

Oswaldo Ojeda Valera, primer teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, fue aprehendido ayer y será presentado ante un tribunal de control del estado Bolívar por su presunta responsabilidad en la muerte de José Alberto Arreaza Hernández, estudiante de 4° año de  Derecho de la Universidad Católica Andrés Bello, núcleo Guayana.

Crédito El Nacional

Crédito El Nacional

Arreaza Hernández pertenecía al movimiento estudiantil y también militaba en el partido político Vente Venezuela, cuyos representantes, a través de un comunicado, expresaron condolencias a familiares y amigos.

Reseñó la prensa regional que el estudiante tenía dos días desaparecido y su cadáver fue hallado el lunes a las 7:00 am en un basurero de la avenida Caracas, en la vía hacia el sector El Cementerio en Puerto Ordaz. Estaba en estado de descomposición.

Lizandro Dilucas, Alberto Echegaray y el teniente primero de la Guardia Nacional Bolivariana Oswaldo Ojeda acompañaron a Arreaza a su residencia luego de compartir en un centro nocturno a la urbanización Los Olivos, el sábado a las 5:00 am. Para ese momento Arreaza vestía camisa roja a cuadros, pantalón azul y zapatos blancos.

Investigación. Sobre este caso fueron consultados varios periodistas de la región que informaron que un día después de la desaparición del universitario, compañeros de la UCAB y allegados organizaron un grupo de búsqueda en la localidad. Varios sitios fueron señalados como zonas de liberación y entre ellas destacó el sector El Cementerio, donde hallaron el cadáver.

Periodistas de sucesos de la entidad señalaron que de forma extraoficial se conoció que los tres hombres fueron interrogados y mantuvieron siempre la misma versión: dejaron al hombre frente a su residencia.

Se conoció que Lizandro Dilucas partió de la localidad rumbo al peaje de Upata, para cruzar Santa Elena de Uairén y llegar a Boavista en el estado Roraima de Brasil. De Echegaray no se manejan más detalles.

El cuerpo detectivesco de la región informó que las investigaciones del caso se encuentran adelantadas para dar con el paradero de otros implicados.

El estudiante era oriundo del municipio Gran Sabana de Santa Elena de Uairén. Sus padres viajaron desde esa localidad del estado Bolívar para hacer el reconocimiento del cuerpo. Es la segunda vez que le toca afrontar esta situación, ya que su hijo mayor falleció en 2013 en un accidente de tránsito en la vía hacia Santa Elena de Uairén.
Universidad de luto

Francisco Virtuoso, rector de la UCAB, informó a través de un comunicado de prensa que fueron suspendidas todas las actividades de celebración por el 64° aniversario de esta casa de estudios en la sede de Montalbán, ciudad capital.

Virtuoso, junto con Arturo Peraza, vicerrector de extensión de la UCAB Guayana, expresaron condolencias a los familiares: “Junto a la UCAB nos unimos al dolor de sus padres, familiares, compañeros y amigos. Por tan lamentable acontecimiento, en la UCAB estamos de luto. Una vez más el derecho a la vida en esta Venezuela violenta ha sido vulnerado”, señaló.

Peraza exigió a las autoridades investigar este hecho. “Como comunidad universitaria solicitamos a las autoridades competentes que lleven a cabo una investigación exhaustiva sobre el fallecimiento de José Alberto, para que se establezcan las responsabilidades que puedan existir y evitar que su muerte quede impune. Quienes aquí hacemos vida creemos en la justicia como un valor fundamental para toda la sociedad, cuanto más si pensamos que José Alberto quería ser abogado y su vida se ha visto truncada aparentemente por un homicidio. Rechazamos la violencia y promovemos los valores de la vida”.

El Centro de Investigaciones para la Educación, la Productividad y la Vida, de la Escuela de Derecho de la UCAB, también se une al dolor por la pérdida de José Alberto Arreaza Hernández.
La cifra

3 universitarios han sido asesinados este año. Dos eran de la Santa María: Ossman García, de Comunicación Social, y Eucaris  Muzziotty, de Derecho.

comparte