Caracas. Según Rodríguez Chacín, el sargento segundo alegó haber sido “engañado”. Un día después de que medios de comunicación colombianos revelaran que el sargento segundo del Ejército Manuel Agudo Escalona y el civil que lo acompañaba se habían declarado culpables de tráfico de armas, el ministro del Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín, aseguró que el militar venezolano alegó haber sido “engañado”. Agudo Escalona y Germán Castañeda fueron capturados en la frontera, junto a dos colombianos, por la policía neogranadina cuando supuestamente negociaban 40.000 cartuchos de fusiles con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). En rueda de prensa, Rodríguez Chacín aseguró que “no asumía la defensa” del efectivo, sólo informaba que de acuerdo a sus declaraciones fue víctima de “un falso positivo”, es decir, de un “hecho falso, prefabricado, montado”, método empleado “muchas veces como norma de nuestro vecino país de Colombia”. Según el ministro, la versión que ha dado el sargento es que una “persona le pidió cometer un delito que consistía en acompañarlo uniformado a la frontera para cruzar con 500 millones de bolívares, le dio un millón de pago adelantado y le ofreció 100 millones más”. “Alega el sargento que bajo engaño lo llevaron a la frontera, abordó un bongo en el lado venezolano, cruzó el río y de inmediato se aproximaron personas que introdujeron tres cajas a la embarcación, que sabía que eran de municiones, y poco segundos después, en una maniobra muy rápida, apareció una comisión del Ejército colombiano con la Fiscalía y lo detuvieron por tener esa munición dentro del bote”, relató Rodríguez Chacín. Fuente: El Universal Disponible en: http://noticias.eluniversal.com/2008/06/10/int_art_detencion-de-militar_898387.shtml

comparte