Mérida. También repatriaron a una ecuatoriana . El viceministro de Seguridad, Tarek el Aisami, negó que en el país se estuviera protegiendo al solicitado por la justicia colombiana. Fue deportado a Colombia el presunto miembro de las FARC Gabriel Culman Ortiz, alias “Guillermo”, a quien las autoridades del vecino país solicitaban por estar implicado en diversos delitos. Supuestamente Culman, de 38 años de edad, había asumido el liderazgo de la primera cuadrilla del grupo guerrillero después de la captura de dos importantes comandantes de esa célula, durante la operación Jaque. Fue trasladado a Colombia esposado en una avioneta de bandera venezolana. El viceministro de Seguridad Ciudadana, Tarek el Aissami, puntualizó que la captura de alias “Guillermo” fue realizada por funcionarios de la Guardia Nacional el fin de semana, cuando intentaba ingresar en el país. Señaló que el presunto guerrillero estaba siendo requerido en su país por rebelión y concierto para delinquir. “Se solicitaron al agregado militar de Colombia los antecedentes penales y policiales y se constató que se trataba de una persona requerida por la justicia de la nación vecina, bajo el número 100008993, por un proceso iniciado el 17 de febrero de 2007. Por eso, cumplimos con nuestro deber de deportarlo”, dijo el viceministro. El funcionario condenó algunas informaciones publicadas en medios nacionales a través de las cuales se pretendía “malponer a Venezuela” con respecto a las relaciones con Colombia. Negó que en el país se estuviera dando protección al presunto guerrillero y precisó que el certificado de trámite de nacionalidad que presentó Culman era falso. Ayer también fue repatriada la ciudadana ecuatoriana Carolina Montserrat Cabrera, quien fue aprehendida en la ciudad de Barcelona, estado Anzoátegui, por la Dirección de Inteligencia Militar. El Aissami precisó que una vez que se le verificó su identidad a través de la Oficina Nacional de Identificación y Extranjería se iniciaron los trámites para su extradición, a través del consulado de su país, porque sobre ella pesaba una orden de captura emanada de Interpol por “delitos cometidos en Ecuador”. Trascendió que se trataba de fraudes millonarios. La detenida viajó en un vuelo comercial de Santa Bárbara Airlines. Fuente: El Nacional. Sucesos/10 Karem Racines Arévalo

comparte