Caracas. Invasores de la Cota 905 exigen explicación por desalojos. Tenían una reunión con la ministra de la Vivienda y Hábitat, pero la funcionaria no se presentó. El operativo comenzó a las 5:30 am del miércoles 14 de mayo. La Cota 905 estuvo cerrada por segundo día consecutivo. Los conductores que pretendían atravesarla se tropezaban primero con una alcabala de la Policía de Caracas pero después enfrentaban un obstáculo aún mayor: la alcabala de la Guardia Nacional. A partir de allí el acceso estaba completamente restringido, fuera en moto, carro o incluso a pie. Más adelante, efectivos de la Policía Metropolitana formaban un tercer cordón. Alrededor de ellos, estaban conglomerados los invasores del cerro. Ayer tampoco pudieron ir a trabajar y sus hijos volvieron a faltar a las escuelas. El pánico que tenían el miércoles, tras haber sido despertados por un operativo militar efectuado a las 5:30 am dentro de la invasión, se convirtió en rabia luego de que, presuntamente, los efectivos los agredieran y empezaran a demoler viviendas ocupadas. La voz de uno de los habitantes expresó el malestar general: “Dijeron que venían a hacer un censo y lo que están haciendo es demolernos todas las casas”. Los habitantes calculan que han derribado más de veinte viviendas. “Lanzaron al piso a un niño de 8 años de edad que iba a defender su casa, y no ayudaron a una niña asmática que se desmayó”, relató Maria Beatriz Suárez, una de las mujeres que se enfrentó con los funcionarios con consignas que sus vecinos coreaban: “El pueblo unido jamás será vencido”. Dayana Dávila contaba desesperada cómo la habían sacado de su casa: “Yo estaba adentro con mis 3 hijos: uno de 3 meses, otro de 12 años y otro de 14 años, y de repente entraron ellos a decirme que tenía que abandonar el rancho. Saqué mis cosas y ahora estoy arrimada en casa de una amiga”, se lamentó Dávila, quien aseguró no saber qué va a hacer ahora. Los vecinos aseguraron que los funcionarios no les han mostrado ninguna orden para proceder a hacer las demoliciones. Les explicaron que la desocupación obedece a una orden del Gobierno de desocupar los parques, sin embargo, ellos insisten en que el sitio en que han vivido por dos años no es un parque. Los vecinos tenían pautada ayer una reunión con la ministra para la Vivienda y el Hábitat, Edith Gómez; sin embargo no se presentó. “Necesitamos una explicación urgente y que nos den una solución. Nosotros apoyamos al Presidente y queremos que nos explique. Nosotros no queremos ir a ningún refugio, de este terreno no nos vamos a ir”, aseguró Dulce Curvelo en nombre de las 320 familias que habitan en el sector. . Fuente: El Nacional. Caracas/2 Andreina Itriago Acosta aitriago@el-nacional.com

comparte