Fuente: Analítica.com

La noche del sábado los diputados Juan Miguel Matheus, Jose Manuel Olivares, Carlos Paparoni y Bozzo Tamayo denunciaron que en Carabobo están siendo procesados militarmente 200 civiles.

Se trata de personas detenidos luego de los disturbios y saqueos que por varios días mantuvieron a la expectativa a residente de los municipios valencia, Naguanagua y san Diego de la entidad carabobeña.

Este domingo, el gobernador del estado Miranda y dirigente de la MUD Henrique Capriles ratificó la denuncia. “De acuerdo a la información que dio el Gobierno, ayer hubo 780 personas detenidas en el estado Carabobo, de los 780 detenidos 200 estaban siendo procesados en el cuartel militar, y 40 de ellos fueron juzgados en juicios exprés”.

Aseguró que estos venezolanos “están siendo enviados a diferentes cárceles” y que al menos 40 ciudadanos “fueron procesados ahí mismo”, lo que consideró como un hecho “sumamente grave” por el que responsabilizó al Gobierno de Nicolás Maduro y al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

“Nosotros vamos a llevar esto hasta las últimas instancias y le pedimos a nuestra gente en Carabobo, que esto es otra arremetida que tenemos que hacerle frente”, continuó el gobernador, quien aseguró que dirigentes de la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) irán hasta dicha entidad “en las próximas horas”.

Asimismo, el también excandidato presidencial indicó que se comunicó con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para comentarle esta situación y pedirle “un puente” para hacer denuncias.

“Y eso lo vamos a hacer en las próximas horas con el alto comisionado de los derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) porque eso en cualquier país democrático es prohibido”, afirmó.

El estado Carabobo ha registrado una escalada de violencia en la última semana, tiempo en el que murieron al menos cinco personas en escenarios de protesta y cuando han ocurrido además daños a varios inmuebles y saqueos a más de 100 establecimientos comerciales.

El ministro de Interior de Venezuela, Néstor Reverol, se movilizó el viernes para atender la situación de crisis en la zona y confirmó que los detenidos por “actos terroristas” serán juzgados “por la Jurisdicción Penal y Militar”.

“Tribunales militares se encargarán de continuar todas las investigaciones que sean necesarias a estos TERRORISTAS contratados por la derecha”, indicó entonces el ministro a través de su cuenta de Twitter.

Entretanto, el comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), Antonio Benavides, ha dicho que los organismos de seguridad están desplegados en Carabobo para ubicar a los responsables “que han instigado a la rebelión y delito penal”.

“Los responsables de los delitos de ultraje al centinela y a bienes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) serán juzgados por la Jurisdicción Penal y Militar”, explicó Benavides también en Twitter, donde publicó varios mensajes al respecto.

El jefe de la Guardia venezolana señaló además que los centros de procesamiento militar “están listos para recibir los detenidos de Carabobo por actos vandálicos e instigación a la rebelión”.

comparte