Fuente: La Patilla 

Los concejales de San Cristóbal, Wladimir Vivas y Yosmar González, denunciaron supuestos cobros ilegales en las bombas por parte de funcionarios de la Fuerza Armada Nacional, además del problema de inseguridad y la escasez de combustible, por lo que llamaron a la Gobernación del estado y a la Mesa Técnica del Combustible a “dar respuesta a la crisis”, reseña el Diario La Nación.

Crédito Diario La Nación

Crédito Diario La Nación

Indicaron que “tanto en la montaña alta, como en la zona panamericana, la zona sur, Cárdenas o San Cristóbal, el escenario es el mismo, cuadras y cuadras de cola, sin siquiera tener la certeza de si llegará o no el combustible”.

“Las personas asumen el riesgo, a cuenta de su vida y los riesgos materiales por estar allí para cuidar su vehículo, esperando para surtirse de combustible”, agregaron.

De allí que González “repudió” la escasez del carburante, “que tiene en ascuas a particulares y empresarios, y la inseguridad que se vive en las colas a la espera de surtir el tanque de los carros”

Vivas, por su parte, refirió que han recibido “numerosas denuncias de cobros ilegales en las estaciones de servicio, por parte de funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, por lo que le exigió al Gobierno nacional y regional “poner freno a esta situación y que se encarguen más bien de la custodia de los usuarios, que incluso deben pernoctar en las colas para abastecerse”.

—Hemos recibido denuncias, y hoy las hacemos públicas, que en muchísimas de las bombas de combustible vemos cómo funcionarios de la Guardia Nacional, en conjunto con algunos bomberos y personas inescrupulosas, están cobrando entre 15 mil y 20 mil bolívares para permitir que personas sin ningún tipo de moral hagan una cola muy corta y puedan abastecer de combustible, por encima de quienes están haciendo esas colas de largas horas.

Finalmente, los concejales instaron al gobernador del estado, José Gregorio Vielma Mora, “a no hacerse de la vista gorda ante esta situación, por medio de la cual se están lucrando a costa de las necesidades del pueblo”, y exigieron “el cese de la discriminación con los tachirenses, porque no solo es el desabastecimiento, sino la implantación del chip, que colocaron como un sello nazi para que el pueblo no pudiera tener combustible”.

comparte