Caracas. Asegurarse de que el operativo policial “Caracas Segura” es respetuoso de los derechos humanos de los capitalinos. Ese es el objetivo del plan que la Defensoría del Pueblo puso en marcha la semana pasada para supervisar el dispositivo con el que el Gobierno nacional busca reducir los altos índices de delincuencia. La información la suministró ayer la directora de Servicios Jurídicos de la Defensoría, Mónica Rodríguez Flores, quien precisó que la iniciativa busca “identificar el estado de las sedes policiales, ubicar los puntos de control y observar el trato que los agentes dispensan tanto a los detenidos como a los demás ciudadanos”. La funcionaria informó que en el plan de la instancia garante de los derechos humanos participan 15 funcionarios, los cuales monitorearon el trabajo de las policías Metropolitana, de Caracas, Chacao y Baruta. Rodríguez evitó ofrecer resultados sobre el plan, alegando que todavía están “consolidando las cifras”. No obstante, ofreció algunas observaciones preliminares: “En el punto de control que la policía de Baruta coloca en la avenida Principal de Las Mercedes verificamos que los funcionarios no estaban bien identificados y les informamos sobre la falla. La idea es ir formando a los agentes”. Por último, destacó el hecho de que los policías con los que hablaron se mostraron complacidos por la iniciativa y que ninguno se negó a atender sus peticiones. Fuente: El Universal Juan Francisco Alonso Disponible en: http://noticias.eluniversal.com/2008/05/07/sucgc_art_defensoria-supervisa_849323.shtml

comparte