Con el objetivo de impulsar el desarme paulatino, progresivo y de forma constitucional dentro los estándares nacionales e internacionales del país, la Defensoría del Pueblo instaló ayer una mesa de alto nivel para el control de armas, municiones y el desarme.

Crédito: Archivo Ministerio Público

Crédito: Archivo Ministerio Público

En esa actividad participaron representantes de la Dirección General de Armas y Explosivos (Daex), Cavim, la Inspectoría General de la Fuerza Armada, Visipol, Conatel y la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz, entre otros.

Tarek William Saab, titular de ese despacho, señaló que la intención fundamental es abordar el tema del desarme a la luz de la ley, de manera preventiva, de forma coherente e interinstitucional y según la perspectiva de los derechos humanos.

“Recordemos que la Ley para el Desarme y Control de Municiones tiene aproximadamente tres años de haber sido aprobada. De ello, podemos decir que hay un balance positivo, pero todavía queda un camino por recorrer. Entre esas cosas podemos mencionar una especie de balance que arroja que desde 2013 y hasta el 2016 se ha llevado a cabo la destrucción de unas 500 mil armas de fuego en todo el país”, afirmó.

El Defensor del Pueblo indicó la necesidad de hacer una serie de recomendaciones de manera positiva con críticas constructivas; entre ellas, realizar un mayor control de los registros de armas dentro de los cuerpos policiales y de la propia Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), y fortalecer la vigilancia y control en las fronteras y aduanas venezolanas en relación con el trasiego de armas de fuego.

Del mismo modo, Saab informó que el país se encuentra a la espera de un equipo tecnológico de última generación para el marcaje de municiones.

“Es una deuda que esta por saldarse con base en lo que expresa la ley”, dijo.

Por otra parte, exhortó a la ciudadanía al desarme voluntario. “Quienes tengan potencialmente un arma de fuego y se pongan al margen de la legalidad son corresponsables, obviamente, de las comisiones o la perpetración de hechos punibles con armas de fuego”, declaró el defensor.

También aseveró Tarek Williams Saab que, de acuerdo con un diagnóstico que maneja la Defensoría del Pueblo, 80% de los delitos graves cometidos en el país son cometidos con armas de fuego.

comparte