03/04/08. Bogotá/Ginebra. En Colombia, los enfrentamientos y las amenazas continúan obligando a miles de familias a huir de sus hogares, dijo ayer el Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr),según la página web de la Organización. Mientras en 2006 prestó ayuda, desde comida y medicinas hasta apoyando proyectos agropecuarios destinados al autoconsumo, a 62.428 personas o unas 14.900 familias, en 2007 consiguió prestar ayuda a 66.382 personas o unas 15.847 famiias, indicó el informe, lo cual representa un aumento del 6% con respecto a 2006. Según el último informe de Acnur, del año 2006, Colombia pasó de 2 a 3 millones de desplazados. \”Aunque en los últimos años los desplazamientos masivos han disminuido, el número de familias que abandonan sus hogares a raíz del conflicto ha aumentado considerablemente,\” dijo Barbara Hintermann, jefa de la delegación del Cicr en Colombia. Al presentar en Bogotá el Informe Anual 2007 sobre las actividades de la Institución en Colombia, añadió: \”El constante flujo de familias que huyen de sus tierras y se instalan en las ciudades pasa casi desapercibido, y rara vez se habla sobre las dificultades por las que atraviesan aquellos que lo han perdido todo debido al conflicto armado.\” Esta crisis afecta muy particularmente a los niños: más de la mitad de las personas desplazadas que se beneficiaron del apoyo del Cicr el año pasado, tenían menos de 18 años. Cincuenta y ocho por ciento de los desplazados dijeron haber abandonado sus hogares tras recibir amenazas de muerte, y 11% dijo que se les había presionado para que cooperaran con los portadores de armas. Nueve por ciento declaró haber recibido amenazas de reclutamiento forzado en un grupo armado. En 2007, el Cicr documentó 1.700 alegaciones de violaciones del derecho internacional humanitario en Colombia, como ejecuciones, desapariciones forzadas y toma de rehenes. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 58. Caracas. 03/04/08

comparte