San Jose. Ministro Izarra descalificó a un camarógrafo en el acto. El representante del Estado, Germán Saltrón, repitió que los mediosde comunicación tuvieron que ver con el golpe de Estado del 11-A. Dos camarógrafos pasaron el jueves al estrado a rendir testimonio en un proceso promovido por trabajadores de RCTV contra el Estado venezolano en la Corte Interamericana de Derechos Humanos con sede en Costa Rica. Carlos Colmenares relató que, cumpliendo su trabajo, fue víctima de insultos y agresiones físicas por parte de partidarios del oficialismo. “El 19 de febrero de 2003, cuando filmaba unas manifestaciones, unos oficiales en moto me dispararon con una escopeta, simplemente porque éramos el único equipo reporteril que había en el lugar”, expresó Colmenares. También el camarográfo Antonio Monroy dijo que le dispararon en la pierna derecha el 31 de julio de 2002, cuando trabajaba para RCTV, en la sede del TSJ. “Había personas tirando piedras y botellas a nuestro carro y la seguridad del Estado no hizo nada para evitar el ataque”. Los dos camarógrafos dijeron temer represalias al volver a su país por el testimonio. Luego de la audiencia de ayer, los miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictarán una sentencia que podría tomar unos 4 a 6 meses. Los abogados Pedro Nikken y Carlos Ayala expresaron su optimismo: “Creemos que este es un caso muy importante para establecer estándares en este continente de que los periodistas no pueden ser impunemente agredidos”. El ministro de Comunicación e Información, Andrés Izarra, también estuvo en la audiencia. Según la reportera de RCTV, Luisiana Ríos, Izarra descalificó las destrezas técnicas de Colmenares al indicarle que, por su falta de preparación, fue despedido de Telesur. Colmenares dejó en 2005 RCTV y trabajó por 16 días en la multiestatal, de donde lo despidieron presuntamente al enterarse de que sería testigo en la CIDH. Los representantes del Estado venezolano, Germán Saltrón y Julián Rodríguez, afirmaron que en Venezuela no se violan los derechos humanos y acusaron a los medios de querer desprestigiar al Gobierno de Hugo Chávez. Saltrón, por enésima vez en sus visitas a Costa Rica, declaró que los medios privados de Venezuela fueron protagonistas en el fallido golpe de estado del 11-A. Comentó que ningún agente del Estado participó en los 29 hechos de agresión denunciados por los trabajadores de RCTV, de los cuales 10 fueron desestimados, 2 archivados, 5 sobreseídos y 11 están en investigación en diferentes instancias judiciales de Venezuela. Fuente: El Nacional. Nación/4

comparte