Quito. El Presidente no felicitó a su homólogo. El jefe del Estado venezolano, que hoy estará en Manabí, busca mediar para reestablecer relaciones entre Quito y Bogotá. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, cree que su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, tuvo mucha suerte en la liberación de la secuestrada por las FARC Ingrid Betancourt, según una entrevista con el diario El Telégrafo. Aseguró que se alegró por el rescate de Betancourt, quien llevaba casi seis años plagiada, pero que no felicitó a Uribe porque, según dijo, él no cae en novelerías. “En buena hora que se haya liberado a una mujer que se pudo liberar mucho antes si hubiera habido un poco más de sensibilidad del Gobierno colombiano. No quisiera pronunciarme al respecto, pero ¿a usted cómo le suena que dos helicópteros de blanco vayan a recoger rehenes que han sido unificados para trasladarlos a otro sitio en una guerrilla, en la selva?”, preguntó a la entrevistadora. “¿Qué hubiera pasado si todos los rehenes y los soldados que iban al rescate hubieran muerto, cuáles hubieran sido los titulares? Sé bien que un resultado positivo no necesariamente es el fruto de una decisión correcta, sino de tener buena suerte … En todo caso, muy bien por Colombia, por Ingrid, por el gobierno de Uribe”, señaló. Correa recibirá hoy al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien viajará a Ecuador para suscribir varios acuerdos petroleros e intentar tender puentes para la normalización de las relaciones entre Quito y Bogotá, rotas desde marzo. El acto central de la visita será la firma del contrato para la constitución de una empresa mixta binacional entre las estatales Petróleos de Venezuela y Petroecuador, que construirá un complejo petroquímico en la provincia costera de Manabí. La refinería del Pacífico, que inaugurarán Chávez y Correa, será el mayor complejo de refinación y petroquímica de la costa oeste de Suramérica. Los mandatarios mantendrán también una reunión privada, confirmó la oficina de prensa de la Presidencia venezolana. El mandatario venezolano, aliado ideológico de Correa, expresó el viernes a Uribe su voluntad de contribuir para que se reanuden las relaciones entre Colombia y Ecuador, aunque advirtió: “Uno se mete de mediador y muere crucificado”. Fuente: EL Nacional. Mundo/16

comparte