Ecuador. Presidente minimizó versión sobre atentado en su contra. Quito manifestó no tener afán en restablecer las relaciones con Bogotá. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, llamó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia a dejar las armas y coincidió con su homólogo venezolano, Hugo Chávez, en que liberen a todos los secuestrados sin condiciones e inicien un diálogo para conseguir la paz. “¿Qué futuro tiene una guerrilla que combate con un Gobierno democrático, al menos en apariencia, y que no tiene ningún apoyo popular en el siglo XXI?”, se preguntó Correa, durante una entrevista transmitida por la televisora Ecuavisa. El mandatario reiteró que no denominará terrorista al grupo armado al igual que el resto de los países latinoamericanos, debido a que hacerlo sería involucrarse en un conflicto ajeno. Sobre la liberación de rehenes, reiteró que tiene “el derecho y el deber” de intervenir en problemas humanitarios y puso en duda que el conflicto de Colombia sea sólo interno. En ese sentido, ordenó al ministro de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, que realice las gestiones precisas para conseguir la libertad de los secuestrados. En cuanto al restablecimiento de las relaciones entre su país con Colombia, señaló que “no tenemos ningún afán de reanudar las relaciones diplomáticas, porque somos los agredidos”. El mandatario consideró posible que la nueva Constitución que redacta la Asamblea Constituyente sea rechazada en las urnas por la población. Narcotraficantes. El ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que los tres colombianos capturados en Ecuador, acusados de tramar un presunto plan para matar a Correa, son narcotraficantes que tienen nexos con las FARC. Santos señaló que los detenidos, entre ellos uno conocido con el alias de Negro Antonio, eran seguidos hace varios meses en coordinación con las autoridades de Ecuador. Indicó que el ciudadano ecuatoriano capturado en el mismo operativo tiene antecedentes por narcotráfico en Italia. El mandatario ecuatoriano prefirió minimizar el eventual atentado en su contra. “Hay altas probabilidades de que sean simples estafadores”, dijo. Insisten en canje. Las FARC respondió al presidente Hugo Chávez afirmando que también desean la libertad de los secuestrados, pero a cambio de rebeldes presos, según un comunicado difundido por la página de Internet de la agencia de noticias Anncol, afín al grupo armado. El comunicado, no obstante, se apartó de la consideración del gobernante venezolano de que la guerra de guerrillas ya no tiene cabida en América Latina. El grupo manifestó que “es una opinión personalísima, respetable y por tanto no creemos que se deba llorar porque Chávez haya dicho algo así”. Medios colombianos informaron que Uribe y Chávez se reunirán posiblemente en julio para limar definitivamente las asperezas. No precisaron la fecha y el lugar. Comunicado de Quito Declinan entrar al ALBA … Ecuador decidió no adherirse a la Alternativa Bolivariana para las Américas, informó la Cancillería. En un comunicado, Quito señala que “sigue con atención la iniciativa que busca encontrar alternativas para complementar los procesos de integración subregionales”. Bolivia, Cuba, Dominica, Nicaragua y Venezuela conforman el ALBA, creada en 2004 por Caracas y La Habana a instancias del presidente Hugo Chávez en contraposición al Área de Libre Comercio de las Américas, impulsada por Estados Unidos. El gobierno de Rafael Correa dijo estar dispuesto “a contribuir para definir y concretar mecanismos de cooperación entre ALBA y otros procesos de integración de la subregión, como Unasur y la Organización de Estados Latinoamericanos”. Añadió que “acompaña el proceso de ALBA para consolidar su estructura jurídica, institucional, así como los mecanismos operativos de la misma”. Ecuador había condicionado su entrada al reingreso de Venezuela en la CAN, que Chávez abandonó en 2006 luego de que algunos de sus socios firmaron acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, los cuales todavía no han entrado en vigencia. La oposición suele acusar a Correa de seguir parte de la agenda socialista radical de su par. Fuente: El Nacional. Mundo/14

comparte