La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) expresó este sábado su rechazo a la campaña de descrédito que factores de la derecha en el exterior promueven contra el sector castrense venezolano; además, repudió las pretensiones de impulsar una intervención extranjera en el país, expresada por personajes como ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez

Crédito: Archivo AVN

Crédito: Archivo AVN

El dirigente político pidió en Estados Unidos, el pasado 13 de mayo, que un ejército internacional arremeta contra la soberanía e independencia de Venezuela, a propósito de una reunión con voceros de la extrema derecha nacional e internacional, realizada en la ciudad de Miami, en la que también participaron el ex presidente español José María Aznar y Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, quien fue sentenciado en 2015 tras haber sido declarado culpable por los delitos de instigación pública, daños a la propiedad, incendio y asociación para delinquir, tras la activación en 2014 del plan golpista La Salida.

Al respecto, la FANB indicó en un comunicado suscrito por el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, que la actuación de Uribe es “parte del libreto preconcebido desarrollado por potencias del poder capitalista mundial con el lamentable apoyo de grupos internos, que pretenden socavar la institucionalidad del Estado para promover la desestabilización, el caos y la anarquía en su macabro plan para derrocar al gobierno legítimamente constituido, dando al traste con los logros alcanzados por la Revolución Bolivariana en materia de reivindicaciones sociales y consecuentemente apoderándose de las riquezas nacionales.”

A continuación, el texto del comunicado:

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana, dando estricto cumplimiento a lo consagrado en el artículo 328 de la Carta Magna, que nos asigna la sagrada misión de ‘…garantizar la independencia y soberanía de la nación y asegurar la integridad del espacio geográfico…’, manifiesta al pueblo venezolano y a los pueblos del mundo entero, su más firme y categórico rechazo a la sistemática campaña de desprestigio y provocación orquestada desde el exterior en contra de nuestra amada nación, a la cual se ha sumado el señor Álvaro Uribe Vélez.

Esta figura tristemente célebre, en su infeliz tarea de involucrarse en los asuntos internos del país, el día 13 de mayo opinó sobre el rol de nuestra institución o la posibilidad de actuación de un cuerpo armado extranjero en el país, en apoyo a la oposición política nacional. Conviene recordar que tal postura hostil tiene precedentes, ya que el 13 de agosto de 2012, este oscuro personaje, títere de la política imperial norteamericana, tuvo la desfachatez de expresar que le faltó tiempo para llevar a cabo una operación militar en territorio venezolano, bravuconada que ha estilado siempre como subterfugio detrás del cual esconde su incapacidad y cobardía.

Mucho más grave resulta que en su ominosa declaración, sugiera de manera abiertamente flagrante, la posible intervención de una fuerza extranjera, acto belicista solo digno de una mente retrógrada para quien la guerra resulta un juego o probablemente un negocio; conducta lastimera muy propia de hombres crecidos en la violencia, tal como la del paramilitarismo que apoyó y propició siendo gobernador del departamento de Antioquia, organización sustentada por el narcotráfico, de cuya implicación directa existen suficientes registros.

Al hablar de tiranía muestra su desprecio por los millones de venezolanos y venezolanas que mediante el voto popular y universal eligieron al actual presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a quien le expresamos nuestra lealtad e irrestricto apoyo.

No cabe duda que este nefasto agente actúa como parte del libreto preconcebido desarrollado por potencias del poder capitalista mundial con el lamentable apoyo de grupos internos, que pretenden socavar la institucionalidad del Estado para promover la desestabilización, el caos y la anarquía en su macabro plan para derrocar al gobierno legítimamente constituido, dando al traste con los logros alcanzados por la Revolución Bolivariana en materia de reivindicaciones sociales y consecuentemente apoderándose de las riquezas nacionales.

Quienes bajo cualquier pretexto pretendan intervenir en el suelo sagrado de la patria, deben tener presente que aquí están los hijos e hijas de Bolívar en su irreductible disposición de defender con la vida cada centímetro, cada espacio, cada conquista social; todo un pueblo que combatirá hasta derramar su última gota de sangre, decididamente y en perfecta unión cívico – militar contra cualquier cuerpo armado, sea cual sea su tamaño o naturaleza, y venga de donde venga, para sostener y mantener la libertad y soberanía de la nación.

Tenemos la certeza absoluta, que el país entero sabrá comprender y evaluar acertadamente la naturaleza vil de estas declaraciones y fiel a las tradiciones libertarias y su vocación pacifista se mantendrá unido, luchando contra las adversidades, sobreponiéndose a los obstáculos mediante el trabajo tesonero, propiciando la armonía, la solidaridad, la justicia y la paz, para conquistar la Venezuela pujante que soñaron Bolívar y Chávez.

“CHÁVEZ VIVE… LA PATRIA SIGUE”

“INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA…

VIVIREMOS Y VENCEREMOS”

VLADIMIR PADRINO LÓPEZ

GENERAL EN JEFE
Fuente: Últimas Noticias

comparte