Colombia. Caracas ratifica denuncia. El gobierno de Álvaro Uribe aseguró que militares colombianos no ingresaron en territorio venezolano en respuesta a la “protesta enérgica” presentada por Caracas el sábado. El ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, sostuvo que luego de una investigación se comprobó que los uniformados no ingresaron en el estado Apure, como lo denunció Venezuela. “Podemos decir que en la zona fronteriza hay un río, un río bastante caudaloso y es prácticamente imposible que haya sucedido lo que están diciendo”, dijo el funcionario. Caracas reiteró de inmediato que las tropas colombianas entraron ilegalmente y señaló que en su debido momento hará públicas “fotos y otros materiales” que “demuestran esa incursión”. “Parece que el ministro Santos no está bien informado”, declaró el titular de Información, Andrés Izarra. El canciller Fernando Araújo aseguró que su país no había recibido oficialmente la nota de protesta venezolana; y Uribe indicó: “Si se comprueban estos hechos, ofreceremos excusas; si no se dieron, daremos explicaciones”. El Washington Post sugirió al gobierno del presidente George W. Bush manejar con mesura pero con firmeza su respuesta al caso de las laptop. “Si se maneja correctamente, el escándalo de las computadoras va a profundizar con certeza el agujero político nacional en el que está cayendo la supuesta revolución bolivariana”, señaló el diario estadounidense. Fuente: El Nacional. Mundo/13 ********** Colombia negó incursión militar en el Alto Apure El ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, negó que militares colombianos hubiesen incursionado en tierras venezolanas como denunció la Casa Amarilla el pasado sábado. “No estaban haciendo nada (los militares colombianos), ya averigüé, no hubo ninguna incursión; es más, en ese lugar hay un río muy caudaloso y es prácticamente imposible que haya sucedido lo que dicen que sucedió”, dijo el ministro a una emisora neogranadina. El presidente Álvaro Uribe dijo el sábado en la noche que investigarían la denuncia de la Cancillería venezolana hecha unas horas antes, y de comprobarse la intromisión de una comisión de 60 militares del Ejército neogranadino, ofrecerían las respectivas disculpas. Nada oficial. Por su parte, el canciller colombiano, Fernando Araújo, también se pronunció ayer por el nuevo incidente que amenaza las relaciones de Bogotá y Caracas. Informó que todavía no han recibido la nota oficial de protesta por la supuesta presencia de una patrulla militar colombiana en el Alto Apure de Venezuela. Detalló que conoce la nota de protesta a través de los medios de prensa. “Cuando la reciba la contestaremos formalmente, pero por lo pronto lo que puedo decir es que el informe que tengo de las Fuerzas Militares es que los soldados colombianos nunca atravesaron el río Arauca”, agregó. Calificó de “errada” la información que maneja Miraflores sobre el accionar castrense del país vecino, y aseveró que los soldados no han atravesado hacia territorio internacional. No obstante, aseguró que revisarán “en detalle” la protesta. A la espera de evidencias. La respuesta de Caracas no se hizo esperar. El ministro de Comunicación e Información, Andrés Izarra, prometió presentar pruebas. “Es bueno decirle que tenemos material gráfico, fotos y otros materiales que serán presentados en su debido momento ante la opinión pública, que demuestran la incursión militar colombiana”, le respondió a través de los medios de comunicación al ministro Santos, pero no precisó cuando revelarían las evidencias. “Parece que el ministro Santos no está bien informado o se hace el que no sabe”, declaró Izarra a la televisora oficial Venezolana de Televisión. El ministro de Comunicación e Información aprovechó la intervención para descalificar las acusaciones hechas desde Bogotá hacia el Gobierno del presidente Hugo Chávez sobre una supuesta vinculación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), emitidas tras la validación de los documentos hallados en tres computadoras del abatido líder rebelde, Raúl Reyes. Dijo que están enmarcadas en un plan para desacreditar al gobierno del mandatario venezolano. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 10. Caracas. 19/05/08

comparte