Caracas. Un efectivo de Inteligencia de la Guardia Nacional será citado a declarar al Cicpc por el homicidio del comerciante José Gregorio Colina Díaz (42), quien había denunciado que estaba siendo extorsionado por militares de dicho componente. La víctima, dueño de una empresa de papel, había tenido problemas con dos funcionarios de la GN, quienes en una oportunidad le pidieron dinero para entregarle un container en la aduana. Uno de los militares era su vecino. Trascendió que la División contra Homicidios de la policía científica investiga si las denuncias que hizo ante el comandante de la GN días antes de morir, guardan relación con el crimen. Se conoció que hace pocos meses Colina le vendió una camioneta BMW a un oficial. Dicho vehículo se lo había comprado el comerciante a un turista americano. Los dos militares de la GN según la fuente consultadase enteraron de la negociación y le pidieron a Colina 80 mil bolívares fuertes con la excusa de que no había pagado aranceles. Le manifestaron que si no cancelaba la suma le quitarían la camioneta al oficial que la había adquirido. Colina Díaz fue ultimado la noche del 1° de abril en la calle de La Tejería de La Trinidad, minutos después de dejar a su menor hijo en la residencia de su ex esposa. Cuando se dirigía a bordo de una Toyota 4 Runner a su vivienda en Los Samanes, dos sujetos que se encontraban cerca de un vivero le dispararon en múltiples ocasiones. Los investigadores del Cicpc ubicaron a un testigo que manifestó haber visto a dos hombres correr después de que cometieron el crimen. La policía presume que más adelante había un carro esperándolos. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 35. Caracas. 11/04/08 MARÍA ALEJANDRA MONAGAS M.

comparte