Una vez más se tensan las relaciones entre los funcionarios militares y los habitantes del municipio Guajira. Ayer en la mañana, la aprehensión de un hombre que transportaba pescado para Colombia en una moto generó una intensa trifulca, con saldo de cinco motorizados baleados y tres militares heridos a golpes.

Crédito Versión Final

Crédito Versión Final

Fuentes ligadas al escandaloso suceso refirieron que ayer, a tempranas horas de la mañana, un joven de la etnia wayuu transportaría pescado fresco, desde Paraguachón hasta La Raya, para luego trasladarse al vecino país, donde pretendía negociarlo.

Según voceros internos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), un grupo de funcionarios castrenses hizo detener la unidad de dos ruedas y ordenó al hombre que se dejara revisar el recipiente en el que cargaba el pescado.

Los efectivos decidieron detener al ciudadano en el comando ubicado en Paraguachón. La noticia llegó a sus compañeros motorizados, quienes protagonizaron una ruidosa protesta, frente a la sede militar.

Pleito y heridos

Según los informantes, los motorizados que manifestaban su repudio a la captura de su compañero habrían lanzado objetos contundentes contra los militares. Estos, en respuesta, dispararon perdigones para tratar de dispersar a los protestantes.

Los motorizados no se amilanaron y permanecieron protestando, señaló otro vocero militar. Pero la acción de los de verde oliva fue más drástica: dispararon balas contra los manifestantes e hirieron a cinco de ellos.

Cuatro fueron identificados como Eléforo Fernández, de 30 años, Pedro García, de 27, José Machado, de 21 y Yolberto Fernández.

En ese momento, quienes protestaban golpearon en la boca a un funcionario militar y lo hirieron.

A los civiles lesionados los llevaron al Hospital Binacional de Paraguaipoa. Allí no había insumos y los familiares los trasladaban a Maracaibo, cuando se encontraron con efectivos a bordo de una unidad del Ejército, a quienes apedrearon, para destrozarle los vidrios.

Dos militares, un hombre y una mujer, fueron víctimas de una espantosa golpiza. A ella le quitaron un fusil. Los cinco heridos fueron llevados al “Adolfo Pons”; se desconoce su estado. Los de verde, al Hospital Militar.

Fuente: Versión Final 

comparte