Santiago de Chile. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile entregó el viernes una carta de protesta a la embajadora de Venezuela en ese país, María Lourdes Urbaneja, para rechazar las afirmaciones del presidente Hugo Chávez, quien involucró al jefe de la policía chilena, Arturo Herrera, en violaciones de los derechos humanos, según informó ayer el diario El Mercurio. Chávez acusó a Herrera de haber participado durante la dictadura chilena en la “exhumación ilegal, destrucción y desaparición de los restos de 26 fusilados opositores al régimen después del golpe de Estado de 1973, que fueron lanzados al mar” en operaciones represivas, reseñaron agencias informativas. Urbaneja fue citada a la Cancillería en Santiago por el director general subrogante de la Cancillería chilena, Cristán Maquieira, quien le informó que por expresa orden de la presidenta Michelle Bachelet debía entregarle la nota en reclamo por los dichos “infundados” de Chávez. Cables de noticias difundieron ayer que de acuerdo con altas fuentes de gobierno, Bachelet recibió con “profunda molestia” los comentarios de Chávez mientras se encontraba en Perú en la cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 10. Caracas. 19/05/08

comparte