Venezuela. La ONU establece que por cada 10 reos debe haber un custodio En el país hay 812 penitenciaristas; dentro de cada penal se necesitan 23, pero sólo 2 trabajan en el sistema. Cárceles con ley propia. Aunque no existe la cárcel ideal, organizaciones internacionales especializadas en materia penitenciaria han establecido criterios mínimos para lograr el funcionamiento óptimo de un penal y para garantizar una estadía digna a las personas que cumplen castigo por haber cometido un delito. Una resolución de la Organización de Naciones Unidas estipula que por cada 10 reclusos debe haber un funcionario encargado de su custodia. Sin embargo, Humberto Prado, director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), advirtió que en Venezuela hay centros en los cuales hay sólo un custodio por cada 100 reos. La situación se agrava cuando se hacen los cálculos relacionados con la cantidad de internos que hay dentro de cada penal, pues según el vocero del Observatorio de Prisiones la ONU establece que el promedio de reclusos dentro de una cárcel no debe exceder las 400 personas. Prado informó que en Venezuela sólo 7 de los 30 centros que existen tienen poblaciones de entre 300 y 500 presos, aunque estos penales fueron concebidos para albergar menos de 200 reclusos. Se necesita la presencia de al menos 23 funcionarios especializados en penitenciarias en cada cárcel para el correcto funcionamiento de estos establecimientos, de acuerdo con las cifras que dio a conocer Pedro Rondón, presidente de la Asociación Nacional de Penitenciaristas de Venezuela. El director del gremio explicó que actualmente en Venezuela hay 812 profesionales del área, de los cuales sólo dos trabajan dentro del sistema penitenciario nacional. Rondón dijo que la teoría expresa que en un centro penitenciario debe haber un director, un subdirector, el administrador, un ecónomo y un secretario general. Estos son sólo los directivos. Además, cada centro requerirá para el área de seguridad dos coordinadores, dos jefes de régimen, dos jefes de servicios y dos jefes de grupo. También deben incluirse los coordinadores de deporte, cultura y recreación. Prado advirtió que otro de los factores que influye en el déficit de personal especializado son los bajos salarios que el Estado ofrece a quienes tienen en sus manos la custodia de la población penal. “Además de colocar a gente capacitada en el área penitenciaria, el Estado está en la obligación de mejorar las condiciones de trabajo de estas personas, porque si bien un juez puede tardar seis meses en emitir una sentencia es el custodio y el personal de la cárcel el que se encarga de velar para que a esa persona no le suceda nada mientras está privada de su libertad”, dijo Prado. La clasificación. Humberto Prado dijo que el Estado no ha sabido resolver la crisis y atribuyó la responsabilidad a la falta de voluntad de los 10 ministros de Relaciones Interiores y de Justicia y los 17 directores de Rehabilitación y Custodia del Recluso que se han ocupado esos cargos en los últimos 9 años. “El Estado debe procurar que dentro de los centros que supuestamente están por inaugurarse el personal que se encargue de la custodia y gerencia esté capacitado, pero debe comenzar a hacerse efectiva una clasificación de la población penal, entre los procesados y los penados. Sólo así se podrá tener el control absoluto de la población penal”, comentó el vocero de la OVP. Fuente: El Nacional. Sucesos/14 Thabata Molina tmolina@el-nacional.com

comparte