Caracas. Cuatro hombres, entre ellos dos venezolanos, uno de los cuales dijo ser miembro de la Guardia Nacional, fueron capturados por el Ejército colombiano en el este del país, sindicados de vender munición a las FARC, informó ayer la Fiscalía. “Fueron capturadas cuatro personas en flagrancia, a quienes se les incautaron 40.000 cartuchos para fusil AK-47”, precisó el fiscal general colombiano, Mario Iguarán. El funcionario agregó que “dos de ellos se identificaron con cédulas venezolanas, uno de los cuales que dice llamarse Manuel Teobaldo Agudo Escalona, se identificó como sargento segundo de la Guardia Nacional”. Según Iguarán, otro de los capturados presentó dos cédulas, una colombiana y otra venezolana, y dijo llamarse Germán Castañeda Durán. De acuerdo con el reporte, la munición estaría destinada al frente 16 de las FARC. La detención se realizó durante una operación en la zona rural de Puerto Nariño, límites de los departamentos de Vichada y Guainía, en la frontera con Venezuela. El grupo será trasladado a Bogotá, informó el fiscal, quien recordó que los fusiles AK-47 no se utilizan en las fuerzas militares colombianas, pero sí los usan los rebeldes de las FARC. Escolta. El fiscal dijo que la captura de las cuatro personas está relacionada con la detención horas antes en el Caquetá del guerrillero Hernando Gamboa Sánchez, conocido como Abraham. Este insurgente era uno de los jefes de seguridad de Jorge Briceño, alias Mono Jojoy, que a su vez es uno de los siete miembros del secretariado o cúpula de las FARC. En esa región opera el frente 16 de las FARC, cuyo jefe, Tomás Medina Caracas, alias Negro Acacio, murió en 2006 en una operación militar y era el encargado de manejar cuantiosos recursos obtenidos por esa guerrilla por concepto de narcotráfico, que se destinan a la compra de armas y víveres. “Esto hace parte de una investigación que desarrolla la Fiscalía de Villavicencio, Meta, con la central de inteligencia del Ejército por supuesta venta de armas al frente 16 de las FARC”, señaló el fiscal. Los arrestados deberán declarar ante la Fiscalía por el delito de tráfico de armas y sobre la supuesta nacionalidad venezolana de dos de ellos, señaló Iguarán. Fuente: El Nacional. Mundo/12

comparte