18/02/16

Caracas.

Luego que el Gobierno nacional decretara, a través de la Gaceta Oficial N° 40.845, la creación de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg) ha surgido una polémica sobre el papel que cumplirá esta empresa de la Fuerza Armada Nacional, dirigida por el ministro de la Defensa y que algunos señalan de ser una suerte de Pdvsa paralela.

Parte de la polémica se debe a que, según el decreto, Camimpeg podrá cumplir labores de rehabilitación y mantenimiento de pozos petroleros, así como la administración de taladros de perforación. En el área minera el decreto le permite a esta empresa importar, exportar, comercializar y distribuir productos químicos para ese sector, actividades que tradicionalmente ha cumplido Pdvsa.

Del lado del Gobierno se ha señalado la importancia de contar con el aporte de personal calificado de la Fuerza Armada Nacional, mientras que del lado de la oposición se denuncia que se está entregando mayor poder al sector castrense.

Para ahondar en los respectivos puntos de vista, Contrapunto conversó con la presidenta de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, y el presidente del Frente Cívico Militar Bolivariano, Tcnel. en situación de retiro Héctor Herrera Jiménez.

Poder para la FAN

“Hemos observado con esta disposición reglamentaria que se cumple uno de los escenarios que habíamos pronosticado, como es el acceso al control de la renta petrolera y minera a la esfera de la Fuerza Armada Nacional”, expresó San Miguel.

Sostiene que con la creación de una compañía paralela con funciones casi idénticas a las de Pdvsa se instala un poder enorme en manos de la FAN.

En opinión de San Miguel tiene que determinarse con prontitud que no haya colisión de competencias entre esta nueva compañía y la industria petrolera nacional para determinar si las mismas no son materia de reserva legal, es decir, que deban ser reguladas por leyes.

Manifestó su preocupación porque se atribuyen grandes poderes al ministro de la Defensa, cartera ocupada actualmente por el G/J Vladimir Padrino López, en cuanto a la designación de los miembros de la directiva de la compañía, cuando generalmente el presidente de la República se reserva mediante cláusula legal la potestad de aprobar las designaciones.

“Habrá que determinar también cuál es esa casta militar que conforma esta estructura y cómo va a desarrollar una especia de diplomacia militar ya que van a tener oficinas internacionales”, apunta la experta.

Señaló que el paso de los militares por el manejo de las compañías anónimas no ha sido satisfactorio desde 1999 y, en este sentido, recordó experiencias como las del Plan Bolívar 2000, la construcción de viviendas, las centrales azucareras o la instalación de la fábrica de fusiles Kalashnikov.

“Más que una provocación plantea dos interrogantes. ¿Está creciendo el poder militar en Venezuela que esto es una imposición del sector castrense? O ¿se amplía el margen de corrupción en el país? comentó.

Finalmente, indicó que podría buscarse un recurso de anulación de la medida, que podría intentar un particular o una institución como la propia Asamblea Nacional.

Servicios

A su vez, el presidente del Frente Cívico Militar Bolivariano, Héctor Herrera Jiménez, expresó que la creación de la empresa está enmarcada en la función de la Fuerza Armada de impulsar el desarrollo nacional.

“Hay una Fuerza Armada para el desarrollo y la industrialización del país. La investigación de hidrocarburos, metal mecánica, la parte minera, además del tema de la custodia como en el traslado de explosivos. Los militares participan en la parte de producción, en la parte petroquímica”, explica Herrera Jiménez.

El oficial detalla que el sector militar está produciendo maquinaria, piezas de armamento, pinturas y grasas para el aparato militar y también para el comercio.

“La FAN puede participar (en esas actividades) como se hace en otros países”, destaca.

Dice que el perfil de la compañía, como está naciendo, no será para la exploración o explotación petrolera en estos momentos, debido a que para esas actividades se requiere una plataforma tecnológica con la que al momento no cuenta. “Es para servicios y transformación de productos derivados de hidrocarburos”, asegura.

Herrera Jiménez recordó que en el sector militar hay personal que se ha enviado incluso a estudiar ingeniería nuclear en Alemania o China y que la FAN cuenta con ingenieros petroleros y geólogos, además de un amplio personal profesional que se ha asimilado.

Desestimó las acusaciones de que se trate de una Pdvsa paralela. “Es hablar por hablar y decir frases vacías. Pdvsa tiene 100.000 trabajadores. Se requeriría todo el personal militar para cumplir las funciones de la estatal petrolera”, concluyó.

Fuente: Contrapunto

Disponible en: http://contrapunto.com/noticia/camimpeg-pdvsa-paralela-o-participacion-militar-en-el-desarrollo-nacional-62099/

Foto: Archivo La Patilla

 

comparte