Brasilia. El asesor de la Presidencia brasileña para Asuntos Internacionales, Marco Aurelio García, descartó la posibilidad de que la compra de armas por parte de países como Venezuela pueda desatar una carrera armamentista en Suramérica. García, en una comparecencia ante una comisión de la Cámara de Diputados, aclaró que Brasil, así como Venezuela, también planea sustituir equipos militares que se quedaron obsoletos, pero descartó que ese proceso pueda generar una carrera armamentista en la región o posibles conflictos. “No me gusta esa expresión de carrera armamentista. Venezuela y Brasil están en la zaga y dejaron envejecer los equipos de sus fuerzas armadas”, afirmó el asesor del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, según Efe. De acuerdo con el funcionario, Chile, Perú y Colombia lideran la lista de países con fuerzas armadas mejor equipadas en América del Sur. El asesor presidencial citó un estudio realizado por Gran Bretaña, según el cual Brasil se ubica en los últimos lugares en la clasificación mundial en términos de armamentos y de equipos de defensa. En un informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), Venezuela fue el principal importador de armas en América Latina en 2007 y el noveno mundial, con 887 millones de dólares. “No tengo nada contra el derecho de Venezuela de equipar sus fuerzas armadas, pero es preocupante que (el presidente Hugo) Chávez haya manifestado interés de usar ese potencial en la región”, afirmó el diputado opositor Antonio Carlos Pannunzio, al insistir en que las compras de armas pueden provocar un conflicto. “Temo que tendremos que acompañar, forzosamente y en una intensidad mayor que lo que esperábamos, la política de Venezuela”, agregó el parlamentario opositor. García, sin embargo, descartó cualquier posibilidad de conflictos armados en Suramérica. “No hay hipótesis de guerra entre países vecinos. No sería tolerada una acción militar en América Latina. El país que tome esa decisión recibirá duramente la sanción de los demás”, afirmó. Pannunzio también instó al asesor presidencial a aclarar si las relaciones de Brasil con países como Venezuela y Bolivia están orientadas por los intereses nacionales del país o por alguna simpatía ideológica. “Todos tenemos ideologías. No renuncié a mis convicciones, pero mis funciones en el Gobierno están basadas en la fidelidad al interés nacional, que no soy yo el que lo define sino el gobierno elegido por la sociedad”, respondió el asesor de la Presidencia brasileña. Fuente: El Universal Disponible en: http://noticias.eluniversal.com/2008/04/18/pol_art_brasil-descarta-carr_823041.shtml

comparte