Fuente: AVN

Crédito Archivo AVN

Crédito Archivo AVN

La importancia de que la juventud del país aprenda el significado de la incorporación de la octava estrella en el pabellón nacional, ordenado por el Libertador Simón Bolívar el 20 de noviembre de 1817 y que se cumplió gracias al comandante Hugo Chávez Frías, en 2006, destacó este lunes la viceministra de Comunidades Educativas del Ministerio de Educación (MPPE), Rosángela Orozco.

 

Durante una actividad conmemorativa del bicentenario de este decreto, en la Plaza Bolívar de Ciudad Bolívar, antigua Angostura del Orinoco y rodeada de niños y niñas de 1ª y 2ª etapa de Educación Básica de varios planteles capitalinos, la viceministra recalcó que la octava estrella es un reconocimiento nacionalista y libertario al decisivo papel que tuvo la Provincia de Guayana en el éxito de la gesta independentista, que tuvo un repunte radical a raíz de la liberación de esta amplia región, conformada entonces por los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, tras la victoria de los patriotas en la Batalla de San Félix, en abril de 1817.

Apuntó que durante toda la semana las escuelas del país deben divulgar información sobre la octava estrella y la importancia del decreto de Hugo Chávez, que hizo respetar la voluntad del Libertador Simón Bolívar.

“Este año la Sociedad Bolivariana tiene el deber de decir a todos en las escuelas del país que este fue un decreto de Bolívar para la libertad nacional y que nuestros jóvenes aprendan que esas banderas que estamos elevando hoy no pueden volver a ser volteadas nunca más”, apuntó.

Recordó que durante las guarimbas promovidas por la derecha fue lamentable ver a jóvenes que, mal guiados por la dirigencia opositora, se prestaron para humillar la bandera y mostrarla volteada en redes sociales y medios de comunicación.

“Hay que enseñar a los jóvenes el significado de las estrellas y de los colores del pabellón y que violencia no vuelva a voltear nunca más nuestro símbolo patrio más importante”, recalcó Orozco.

En 2006 el comandante Hugo Chávez Frías decretó la incorporación de la octava estrella en el Pabellón Nacional, haciendo justicia con una región que por 200 años tuvo un papel decisivo en la liberación de Venezuela y su consolidación como nación independiente, aportando sus recursos minerales, agrícolas y humanos a la construcción de la nueva patria.

comparte