Bogota. La Casa de Nariño asegura que está dispuesta a negociar. Luis Carlos Restrepo dijo que la estrategia es desmovilizar a los mandos medios de la guerrilla. El Gobierno colombiano mantiene contactos con jefes regionales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y del Ejército de Liberación Nacional para negociar la desmovilización de sus bloques, ante la renuencia de la dirigencia de esos grupos guerrilleros de entablar diálogos de paz. El alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, señaló al diario El Colombiano, de Medellín, que el Gobierno concentrará sus esfuerzos en la estrategia de desmovilizar las estructuras regionales de los rebeldes y no al secretariado. “Creemos que es posible avanzar en negociaciones con bloques y frentes y ofrecerles una salida digna. Venimos haciendo un análisis cuidadoso de la situación. Hemos tenido contactos con mandos importantes de frentes y bloques de la guerrilla, tanto de las FARC como del ELN, y vemos viable avanzar en esas desmovilizaciones” dijo. Aseguró que la decisión de aplicar la nueva estrategia se dio después de saber que hay un supuesto distanciamiento entre las cúpulas y las bases guerrilleras, especialmente en las FARC donde, destacó, “hay problemas de comunicación”. “Hay cansancio, hay pérdida del sentido de lucha y por eso creemos que hay una situación madura para las desmovilizaciones colectivas. El reto es convencerlos de que también podemos pactar procesos dignos”, añadió. Señaló como prueba de la nueva estrategia gubernamental que hace una semana se desmovilizaron los últimos 36 guerrilleros del Ejército Revolucionario Guevarista, una disidencia del ELN en una zona selvática del Chocó. “La capacidad militar del ERG disminuyó significativamente por la ofensiva militar. De no ser por eso no habrían recapacitado. También se les ofreció una negociación digna. Estamos interesados en enviar ese mensaje, que el Gobierno sabe tender la mano”, aclaró. Indicó que el Gobierno está dispuesto a negociar la paz con las cúpulas guerrilleras, pero no mientras sean soberbias y arrogantes. “Si estas cúpulas se bajan de su arrogancia, el Gobierno tiende los puentes del diálogo”, puntualizó. Felices e inconformes La mayoría de los colombianos declara ser feliz, a pesar de que no está conforme con sus ingresos económicos ni con la violencia del país, según una encuesta publicada por el diario El Tiempo, de Bogotá. El grado de felicidad fue de 4,16 de un máximo de 5 fijado por la firma Datexco, que efectuó la investigación. Los más felices son los mayores de 35 años de edad y los que tienen estudios de nivel técnico. Las mujeres calificaron con 4,22, mientras los hombres con 4,10. César Valderrama, director de Datexco, informó que el grado de felicidad se debe a que las expectativas de los colombianos no son tan altas ni tan ambiciosos como los de habitantes de otros países. Fiscal de CPI presenciará exhumación … El fiscal de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo, inicia hoy su visita a Colombia. Esta será la segunda vez que el abogado argentino pisa suelo colombiano en menos de un año. La más reciente se produjo en octubre de 2007. Durante su estancia, que se extenderá hasta el 27 de agosto, se informará de las investigaciones y juicios relacionados con responsables de crímenes contra la humanidad y con militares y políticos implicados en crímenes cometidos por paramilitares y guerrillas. Igualmente solicitará información sobre la extradición a Estados Unidos de paramilitares procesados en el marco de la Ley de Justicia y Paz. Mañana participará en la exhumación de cadáveres de víctimas de paramilitares en Antioquia, junto con Mario Iguarán, fiscal colombiano, y Baltasar Garzón, juez español. La CPI es un tribunal independiente y permanente que investiga y enjuicia casos de genocidios, crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad. Fuente: El Nacional. Mundo/14

comparte