Bogota. Radio Suiza Romanda asegura que cancelaron 20 millones de dólares por los rehenes. Voceros de varios gobiernos y hasta Betancourt rechazaron que la liberación haya sido negociada El ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, presentó un video de tres minutos que registró el momento del rescate de los 15 rehenes que permanecían en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia para negar las versiones de prensa que afirmaban que Bogotá pagó por el rescate. En las imágenes, editadas para proteger la identidad de los militares de inteligencia y bajo la mirada de los integrantes de la supuesta misión humanitaria, se observa a Ingrid Betancourt, a los tres contratistas estadounidenses y otros secuestrados en medio de la selva, cuando les amarraron las manos con cintas de plástico. También aparece el helicóptero militar encubierto, pintado de blanco y rojo, sin ningún emblema de alguna organización internacional. “Sólo tengo una cosa que decir, he estado encadenado durante 10 años. Soy el subteniente Raimundo Malagón, del glorioso Ejército nacional de Colombia. Secuestrado”, dijo uno de los rehenes a los uniformados que se infiltraron en las FARC cuando se iniciaba el operativo. Continúa otra imagen en el momento en que se les informa a los secuestrados que están en libertad y que se trató de un operativo del Ejército colombiano, y el grupo estalla en risas y llanto a bordo del helicóptero. Rechazo. Una versión de la Radio Suiza Romanda, aseguró que el Gobierno colombiano pagó 20 millones de dólares por los rehenes. “En realidad los 15 secuestrados fueron comprados a precio considerable, tras lo cual fue puesta en escena toda la operación”, afirmó la emisora, citando una “fuente cercana a los acontecimientos, fiable y puesta a prueba en reiteradas ocasiones en los últimos años”. “Eso es absolutamente falso”, dijo tajantemente Santos. Insistió, además, que la amante del guerrillero responsable de los rehenes “no tuvo nada que ver, no fue contactada para esta operación, no se le ha pagado un solo centavo”. El funcionario aclaró: “Fue una operación 100% colombiana, planeada por personas de nuestra inteligencia, ejecutada por colombianos, ahí no hubo ningún extranjero. 20 millones de dólares hasta habría salido barato porque habíamos ofrecido hasta 100 millones”. El ministro señaló que el Gobierno de Estados Unidos había sido informado de la operación una semana antes, y que el país norteamericano la aprobó, pero negó haber recibido ayuda directa de Washington o de Israel. El general Freddy Padilla también defendió el plan: “Como comandante de las Fuerzas Militares niego que el Gobierno de Colombia haya cancelado un centavo por esa operación”. El embajador estadounidense en Bogotá, William Brownfield, respondió que su gobierno no pagó “ni un dólar, ni un peso, ni un euro” por la liberación. “¿Cuánto hemos donado nosotros a cualquier organización o institución para la liberación de los tres ciudadanos estadounidenses? Absolutamente cero”, aseguró. El Gobierno francés también negó la información divulgada por la emisora suiza. “La respuesta es muy simple: no”, declaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores francés, Eric Chevallier. “No habiendo estado asociados a esta operación, no hemos estado asociados a sus modalidades de financiamiento, si es que hubo modalidades de financiamiento”, agregó. Desde París, Ingrid Betancourt rechazó la versión del soborno. “Francamente, no creo que me puedan engañar fácilmente. No. No creo que haya sido una puesta en escena”, como lo afirmó la radio suiza. “Había tensión y muchísimo estrés, a un punto tal que mis camaradas no querían subir al helicóptero porque teníamos la impresión de que era una trampa”, explicó. Fuente: EL Nacional. Mundo/14

comparte