Bogotá. La ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, un símbolo mundial del flagelo del secuestro, fue liberada ayer sana y salva por las fuerzas militares de Colombia después de seis años en la selva en manos de la guerrilla de las Farc. Junto a Betancourt, de 46 años y quien también tiene ciudadanía francesa, fueron rescatados en un audaz operativo tres estadounidenses y 11 efectivos del Ejército y de la Policía cautivos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Gracias. Vestida con prendas de camuflaje y botas caña alta de goma, Ingrid Betancourt se asomó a la escalerilla del avión que la trasladó a la base aérea Catam, en las afueras de Bogotá, donde la esperaban su madre, Yolanda Pulecio; su esposo, Juan Carlos Lecompte, entre otros familiares y amigos, varios de ellos ex compañeros de secuestro. Allí Betancourt agradeció al Ejército colombiano por su “impecable operación” de liberación y pidió a sus compatriotas “que crean en este Ejército, porque nos llevará a la paz”. “La operación fue perfecta (…) teníamos la expectativa de que alguno de nosotros fuera liberado por una comisión internacional. Yo le debo mucho a los medios de comunicación, y si no fuera por ellos seguramente no estaría viva”, relató. Narró que cuando subieron al helicóptero los esposaron y pensaban que iban a ser llevados a otro lugar de cautiverio, pero una vez a bordo fue sometido el comandante guerrillero que los custodiaba y posteriormente les informaron que estaban en manos del Ejército. Betancourt también agradeció el apoyo de los medios de comunicación, del presidente Álvaro Uribe, quien “ha sido muy buen Presidente, hizo una tarea que se tenía que hacer en Colombia”; del ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos, y del Gobierno de Francia, país al que espera viajar pronto. Respeto. En sus declaraciones consideró que “la intermediación de Chávez y del presidente (ecuatoriano Rafael) Correa es importante. Son aliados importantes en este proceso pero bajo un condicionante que tiene que ser el respeto de la democracia colombiana”. “Los colombianos eligieron a Álvaro Uribe, no eligieron a las Farc”, manifestó la ex candidata. La hoy ex rehén pidió a la dirigencia de las Farc respetar la vida de los rebeldes que custodiaron al grupo de rescatados y espera “que no estén sujetos a ajusticiamiento por parte de las Farc”, dijo. “Estos es un golpe tan fulminante para las Farc que sería muy fácil decir que las Farc están derrotadas. (…) Es una señal de que la logística puede estar en dificultades”. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 58. Caracas. 03/07/08 AGENCIAS

comparte