Bogotá/Washington/Lima. Las sorpresivas declaraciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en las que les pidió a las Farc dejar la lucha armada y liberar a los rehenes sin condiciones, causaron extrañeza pero al mismo tiempo esperanza de que los rebeldes tomen en cuenta sus recomendaciones. Chávez dijo en su habitual programa dominical Aló, Pre sidente que los rebeldes deben entregar a los rehenes civiles y militares que tienen en su poder, y dijo que en los tiempos actuales no tiene justificación la existencia de guerrilleros. El ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, sostuvo que “ojalá” las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia “le hagan caso a Chávez”, tras declararse sorprendido al escuchar esas declaraciones. “Lo importante es que esto se traduzca en hechos. Lo que más nos interesa es que nuestros vecinos colaboren en la lucha contra el terrorismo. Esa sería una magnífica noticia”, dijo Santos. Las palabras de Chávez fueron recibidas el domingo con beneplácito por la Iglesia Católica y dirigentes políticos colombianos, que las interpretaron como una “buena señal”. Entretanto, el presidente de Perú, Alan García, felicitó a su colega de Venezuela por exigir a la guerrilla la liberación de los rehenes en su poder. El portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Sean McCormack, celebró las palabras de Chávez pidiendo a la guerrilla de las Farc que libere a todos sus secuestrados, pero reclamó además “acciones concretas”. El vocero puso en duda las intenciones de Venezuela por sus supuestas conexiones con las Farc, reveladas en las computadoras interceptadas por el Gobierno colombiano en el ataque a un campamento de la guerrilla el 1 de marzo. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 63. Caracas. 10/06/08 DPA

comparte