Nueva York. Mañana cerrará su gira con una misa en el estadio de los Yankees de Nueva York. Papa defiende soluciones multilaterales. Benedicto XVI abogó en las Naciones Unidas por las soluciones multilaterales para resolver los problemas mundiales, sin dejar que las decisiones reposen sólo en los países ricos y poderosos. En un discurso ante la Asamblea General de la ONU, el Papa afirmó: “Experimentamos la manifiesta paradoja de un consenso multilateral, que sigue padeciendo una crisis debido a su subordinación a las decisiones de unos pocos”. Ante una sala repleta de representantes de países de todo el mundo, recordó que la Declaración Universal de los Derechos Humanos cumplirá 60 años el 8 de diciembre, tras lo cual instó a la comunidad internacional a actuar cuando los Estados no los respeten. Insistió, además, en que los derechos humanos son indivisibles e interdependientes. “Las cuestiones de seguridad, los objetivos de desarrollo, las reducciones de las desigualdades locales y globales, la protección del entorno, de los recursos y el clima, requieren que todos los responsables internacionales actúen conjuntamente”, agregó. “Todo Estado tiene el deber primario de proteger a la propia población de violaciones de los derechos humanos, así como de las consecuencias de las crisis humanitarias. Si alguno no es capaz de hacerlo, la comunidad internacional ha de intervenir con los medios jurídicos previstos por la Carta de la ONU y otros instrumentos internacionales”, dijo Benedicto XVI. “Lo que se necesita es una búsqueda más profunda de los medios para prevenir y controlar los conflictos, explorando cualquier vía diplomática posible y prestando atención y estímulo también a las más tenues señales de diálogo o deseo de reconciliación”, agregó. Joseph Ratizinger defendió las decisiones consensuadas en momentos en que numerosos países en desarrollo reclaman a la ONU una reforma del Consejo de Seguridad. Respeto a la vida. El obispo de Roma dijo que la ciencia debe adoptar métodos que respeten los imperativos éticos y criticó el aborto, caballo de batalla de la diplomacia vaticana, al proclamar “el carácter sagrado de la vida”. Defendió el papel como observador permanente que el Vaticano ha asumido en la ONU, al expresar la voluntad de la Iglesia Católica de “ofrecer su propio aporte a la construcción de relaciones internacionales”. Benedicto XVI, quien cumple hoy tres años de pontificado, celebrará la eucaristía hoy en la Catedral de San Patricio. Mañana visitará la Zona Cero, en el sur de Manhattan, devastada por los atentados del 11 de septiembre de 2001. Regresará a Roma en la noche, tras una misa multitudinaria en el estadio de los Yankees de Nueva York. Fuente: El Nacional. Mundo/11

comparte