Fuente: El Nacional 

El bebé de un mes de nacido que sufrió asfixia por los efectos de los gases lacrimógenos que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) arrojaron al área de Emergencias del Centro Profesional Las Mercedes, en el Municipio Baruta durante las protestas registradas este lunes, fue estabilizado.

Crédito El Nacional

Crédito El Nacional

El alcalde de Baruta, Gerado Blyde, informó en su cuenta de Twitter que el infante había sido atendido po Salud Baruta. Ellos lo nebulizaron y lo estabilizaron.

Los médicos entregaron el bebé a su madre, señaló Blyde.

Paramédicos tuvieron que sacar de urgencia al bebé cargado en brazos de la policlínica en horas de la tarde. El niño fue trasladado al Urológico de San Román con un bronco espasmo, según reportan fuentes médicas.

Dirigentes de la oposición, como el diputado José Manuel Olivares, y usuarios en Twitter repudiaron este hecho.

comparte