La firma británica Barclays Capital señaló en su más reciente informe que en las actuales condiciones sociales y los resultados de las últimas encuestas el cambio político es mucho más probable “y será positivo para el mercado”. Asegura que las dudas que hay tienen que ver con los caminos que conducirán hacia la transición. “Más allá de la posibilidad de que haya una escalada en el conflicto y que implica riesgo, una transición relativamente pacífica todavía es posible este mismo año”.

Crédito: Archivo La Patill

Crédito: Archivo La Patill

Sin embargo, la firma reconoce que la realización del referéndum es una decisión política. “Técnica y legalmente si se siguen las normas del Consejo Nacional Electoral, todavía es posible que el revocatorio se realice este año. Su materialización dependerá de la evolución de las condiciones que se presenten en los próximos meses”.

El informe añade que los retrasos reducen la posibilidad de que el referéndum se lleve a cabo antes del 10 de enero de 2017, pero las presiones sobre el gobierno son muy grandes y “probablemente seguirán aumentando”.

Indica que bloquear la consulta en las actuales condiciones de presión social aumenta los riesgos de una escalada y de tensiones políticas. Por lo tanto, asegura que, incluso si los cambios políticos tienen lugar después de enero, el chavismo enfrentará “retos significativos para preservar la gobernabilidad del país, lo que puede conducir a una salida negociada”.

La caja negra. Para Barclays Capital, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es “una caja negra” porque es muy difícil saber cómo trabaja o cuál es su balance en el poder. “Se suele creer que los militares son una fuerza monolítica que apoya al gobierno. Si nos basamos en cómo ha actuado en el pasado, creemos que no está completamente controlada por el gobierno y que tratará de evitar la confrontación”.

La firma agrega que se trata de un estamento militar pragmático y que en el momento correcto adoptará una posición institucional y que incluso podría acercarse a la alternativa que esté mucho más cerca del poder. “Creemos que los militares enfrentan el riesgo de pagar un alto costo político si el conflicto escala”.

La pregunta para Barclays Capital es si el PSUV y los militares permanecerán con Nicolás Maduro hasta el final. Por el momento, el chavismo ha demostrado el control institucional y una cohesión para respaldar al presidente al menos hasta la fecha límite del 10 de enero de 2017 retrasando así el referéndum que está solicitando la oposición.

Alerta, sin embargo, que eso no será gratis para el partido de gobierno. Se refiere al hecho de que el PSUV, históricamente, ha tenido una aprobación mucho más alta que la del presidente Maduro, pero según los últimos estudios de opinión “aparentemente esa aprobación ha venido disminuyendo”.

Fuente: Blanca Vera Azaf, El Nacional

comparte