Ginebra. La situación empeora. Un barco de la Cruz Roja que transportaba 100 sacos de arroz y 5.000 litros de agua potable para los sobrevivientes se hundió. La ayuda que las distintas agencias de la ONU han enviado a Birmania para paliar los efectos del ciclón Nargis comenzó a llegar al país, pero la situación empeora con el paso de los días. Según el último cálculo de la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, entre 1,2 y 1,9 millones de personas han sido afectadas por el ciclón y necesitan ayuda urgente. Los muertos oscilan entre 63.000 y 100.000, según distintas fuentes, y al menos 220.000 personas han desaparecido. Los aviones con ayuda comienzan a llegar con relativa frecuencia. El hecho negativo fue el hundimiento de un barco de la Cruz Roja que se enganchó con un tronco en una de las zonas más afectadas por el paso del huracán. No hubo muertos. La nave transportaba 100 sacos de arroz, 5.000 litros de agua potable y 10.000 tabletas de purificación de agua. Fuente: El Nacional. Mundo/13

comparte