De múltiples disparos fue asesinado este sábado a las 9:30 a.m, el Mayor General retirado del Ejército, Félix Antonio Velásquez, de 58 años, quien se desempeñó como comandante de la Milicia Nacional Bolivariana.

Crédito El Nacional/ Cortesía

Crédito El Nacional/ Cortesía

El suceso ocurrió en la calle Lisandro Alvarado de Santa Mónica, entre la avenida Francisco Lazo Martí y la calle Manuel Díaz Rodríguez, cuando la víctima se trasladaba en su vehículo marca Chevrolet, modelo Corsa, color negro y fue atacado por dos sujetos que se desplazaban en una motocicleta.

De acuerdo a la versión de algunos testigos, el funcionario castrense fue atacado por el parrillero de la moto que le propinó cuatro disparos, momentos en que intentaron robarle su arma de fuego. Se conoció que el Mayor General viajaba con su nieta, quien resultó ilesa.

El cuerpo fue levantado en horas del mediodía y trasladado a la morgue de Bello Monte por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).
Rasgos de su perfil profesional

El militar asesinado fue designado Comandante de la 31 Brigada de Infantería en 2004 cuando era General de Brigada.

En 2007, se desempeñó como Inspector General del Ejército; en el 2008, ya mayor General, fue nombrado comandante de la Región Militar de Guayana, comprendida por los estados Amazonas y Bolívar. También recibió el comando de la División de Selva.

Desde marzo de 2009 hasta agosto de 2010 fue comandante de la Milicia Nacional Bolivariana.

El Ministerio Público comisionó a la fiscal 5° del Área Metropolitana de Caracas, Idalmis Méndez para investigar la muerte del Mayor General retirado del Ejército, Félix Vásquez.

Militarizada la morgue de Bello Monte

La Medicatura Forense de Bello Monte amaneció militarizada, debido al cadáver de Tyahiwi Oswaldo Oropeza, alias “El Lucifer” que fue llevado para practicarle la autopsia. Este viernes “El Lucifer” fue abatido en el Hotel Colonial, de la carretera Panamericana, en el estado Miranda, y estaba siendo buscado por los cuerpos policiales por haber cometido varios delitos, entre ellos declarar toque de queda en El Valle, Cota 905 y El Cementerio.

Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana están encargados de custodiar el recinto, mientras los familiares reclaman el cuerpo del sujeto.

Fuente: El Carabobeño

comparte