Caracas. Los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron ayer un acuerdo en rechazo al informe presentado por la Interpol sobre los supuestos computadores del guerrillero muerto “Raúl Reyes”. En el documento, que será remitido a la Organización de Estados Americanos, se determina que el interés del Gobierno colombiano es “destruir los liderazgos autónomos que se están forjando en América Latina”. El acuerdo fue propuesto por el presidente de la comisión de Política Exterior, Roy Daza, como muestra del “rechazo enérgico a esta campaña contra el presidente Hugo Chávez”. Los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) consideran que el informe de Interpol tiene “contradicciones evidentes”, al tiempo que desestimaron que el computador perteneciera al guerrillero abatido. Cilia Flores, presidenta de la AN, condenó la investigación que la Fiscalía colombiana abrió contra el diputado venezolano Amilcar Figueroa: “Si ese es el trato que nos darán, nosotros haremos los mismo”. La jefa del Legislativo sugirió “detener” a todos los congresistas de “ultra derecha y los diputados involucrados en la parapolítica” que pretendan ingresar en Venezuela, la propuesta busca activar averiguaciones judiciales por estos casos en tribunales nacionales. El acuerdo fue aprobado sin la sugerencia del diputado Luis Tascón, quien –con el apoyo de la bancada de Podemos– propuso que el Parlamento invite a los forenses tecnológicos de Interpol para que expliquen en Caracas el alcance de sus investigaciones. “Nosotros tenemos que demostrar que eso es mentira”. Los siete diputados de la bancada de Podemos se negaron a apoyar el acuerdo, pues consideran que “no vamos a votar aquí solidaridades automáticas”. Ismael García, secretario general de la tolda, pidió a sus compañeros de la AN abrir investigaciones independientes sobre todos los escándalos internacionales donde se ve involucrado el Gobierno de Venezuela. Los diputados chavistas se solidarizaron con la senadora colombiana Piedad Córdoba, quien enfrenta una investigación judicial por la Fiscalía de su país. El parlamentario Edgar Lucena aseguró que esta denuncia internacional pretende “justificar” una investigación al territorio nacional. Fuente: Tal Cual. Pág. 2. Caracas. 28/05/08

comparte