Fuente: El Universal 

En horas de la madrugada de este lunes un grupo de sujetos logró sorprender a 5 efectivos uno de la Guardia Nacional Bolivariana y a 4 soldados que prestaban servicio en el comando del Área de Defensa Integral 434 (ADI 434), y luego de dominarlos lograron cargar con 15 computadoras usadas para las jornadas de inscripción en el carnet de la patria.

Crédito El Universal

Crédito El Universal

Además de las computadoras, los antisociales cargaron con  las pertenencias del jefe del comando, 3 cauchos de camioneta, asientos de moto, baterías de moto, 6 televisores de plasma, un congelador cargado de perniles, 15 computadoras portátiles “que pertenecen a la jornada de  carnetización de la patria con su respectiva impresora”, además robaron a los funcionarios  un bolso con pertenencias personales y 3 teléfonos celulares, 3 tablets, así como todas sus pertenencias.

Este es el segundo hecho similar ocurrido en las últimas 24 horas en la Gran Caracas, la madrugada de este lunes sujetos por identificar sometieron a una comisión de la Guardia Nacional lograron robarse un AK 103 luego de secuestrar a un sargento en el sector de Guaicoco del municipio Sucre.

En Anzoátegui efectivos de GNB se fueron a robar y a beber

Por otra parte, se informó que 4 efectivos de la Guardia Nacional abandonaron sus tareas y se fueron a tomar unos tragos, para luego asaltar a unos vecinos quienes casi los linchan.

De acuerdo con las informaciones contenidas en un reporte de la Guardia Nacional, específicamente los sargentos Carlos Eduardo Tocuyo, Daniel Galea López, Moisés Alejandro Aponte Azuaje, y Jocsan Isaac Morales Bustos, se evadieron con sus armas de las instalaciones la Base de Misiones Sociales Alí Primera, en el estado Anzoátegui.

Luego de emborracharse se dedicaron a robar a los habitantes del sector, lo que ocasionó que un grupo considerable de vecinos intentara lincharlos, ente la situación al lugar acudieron los coroneles Victor Catamo Lisboa y Jesús Fernández Alayon ,y el teniente coronel Hiram Malavé Mata, para detener a 3 de los 4 sargentos y ponerle punto final a la crisis.

Uno de los efectivos, Carlos Tocuyo Carlos, fue ubicado luego de un despliegue y logró recuperarse el arma de reglamento que portaba, el funcionario presentaba heridas de bala en ambas piernas con fractura lo que ameritó que fuese intervenido quirúrgicamente.

Al realizarles pruebas toxicológicas resultaron cuatro uniformados de verde positivos en alcohol y uno de ellos positivo además en marihuana.

comparte