Fuente: Informe 21 

A juicio del diputado a la Asamblea Nacional por el estado Anzoátegui, Armando Armas, profundizar la politización dentro de los componentes de la Fuerza Armada Nacional (FANB) es el peor daño que se le puede hacer a la institución. En este sentido, recordó que de acuerdo al texto de la Constitución Nacional, la FANB constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, al servicio exclusivo de la nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política.

Cuestionó la intervención del Alférez Mayor de la Academia Militar, André Alejandro Serrano Bonilla, en la sesión convocada por la ilegítima Asamblea Constituyente para discutir el capítulo dedicado a la juventud en la redacción de una nueva Carta Magna, donde pretendió justificar el uso de las armas contra el pueblo. Aseguró que la mayoría de los jóvenes que estudian y se preparan en la carrera militar, lo hacen basados en los principios del honor, la moral, el mérito y el profesionalismo.

“Esta carrera no se estudia ni se ejerce para exaltar los antivalores democráticos ni cometer atrocidades contra una población civil desarmada, eludiendo el artículo 68 constitucional que prohíbe la represión con armas de fuego en manifestaciones pacíficas, sólo para sustentar un modelo genocida y corrupto, como el que ha imperado en Venezuela durante los últimos 18 años”.

Armas exhortó a los estudiantes de la Academia Militar y a todos los hombres y mujeres de uniforme a mantenerse apegados a la ley, procurar rescatar los valores castrenses de respeto y trabajar para restituir el orden constitucional en Venezuela. “Sabemos que muchos cadetes, oficiales subalternos y oficiales superiores están en desacuerdo con lo que está pasando en el país. Incluso, están sacando a sus familias para ese supuesto imperio tan vilipendiado por la casta depredadora que hoy tiene secuestrado a los venezolanos. Son los militares de honor los que tienen la responsabilidad histórica de ponerse del lado del pueblo que sufre las mismas carencias que sus familias, ganan salarios de hambre y mueren por falta de alimentos y medicinas”.

El diputado destacó que según la escala salarial publicada por la Fuerza Armada en 2016, los ingresos de los capitanes o tenientes de navíos de menor rango están por debajo del salario mínimo, mientras que los generales en jefes o almirantes en jefe de mayor nivel ganan hasta tres sueldos básicos. “Esto indica que los incentivos económicos para pertenecer y hacer carrera en la Fuerza Armada, están vinculados a las oportunidades de corrupción y negocios fraudulentos a los que algunos oficiales puedan acceder”.

Finalmente, pidió a los ciudadanos permanecer incólumes en su propósito de solventar la grave crisis política, económica y social que asfixia a los venezolanos. “La dictadura no doblegará la voluntad de un pueblo decidido a cambiar el rumbo de la historia, de manera pacífica, constitucional y democrática”.

Crédito Informe 21

Crédito Informe 21

comparte