Fuente: Asamblea Nacional 

El vicepresidente de la Comisión de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional, diputado Armando Armas (Unidad/Anzoátegui) la Asamblea Nacional está comprometida con los venezolanos, por lo tanto, defendemos una Fuerza Armada al servicio del país.

Crédito Asamblea Nacional

Crédito Asamblea Nacional

Así lo afirmó durante el Foro Venezuela: Transiciones militares. Retrospectiva y Perspectivas, en los espacios del Salón Bicentenario en el Federal Legislativo, el cual fue coordinado por este ente legislativo y la asociación civil, Control Ciudadano.

Exhortó a los miembros de fuerza castrense a que los demócratas, más temprano que tarde vamos hacer gobierno, y la Fuerza Armada tiene un rol fundamental que cumplir para la transición democrática a la gobernabilidad.

“Debemos cambiar esa doble moral que somos antiimperialista y tenemos a militares cubanos en el país, por ejemplo”.

Para el parlamentario, el elemento fundamental de la transición tanto como la movilización de calle, tiene que ser sobre las propuestas reales, como la que realizamos hoy en este foro, que se van a multiplicar a partir de hoy desde la Comisión de Defensa”.

La Fuerza Armada debe ser un componente al servicio del país y no de una parcialidad política, por lo que el llamado es a cumplir la Constitución y estar del lado de la mayoría del pueblo.

Al respecto dijo que ante un discurso incendiario y beligerante que tiene el gobierno, el liderazgo democrático de la Unidad debe estar al frente de esas manifestaciones de calle.

1936-1945 lecciones de las transiciones militares

Para el Carlos Hernández, los militares del 1936 al 1945 adquieren condiciones de árbitro de la situación política, y están representados en el presidente de la República y solo son responsables ante él.
Durante ese periodo, Hernández señaló que la Fuerza Armada no alcanzó el nivel de una fuerza de combate para enfrentar una agresión externa en consecuencia, en la segunda guerra Mundial, no fueron capaces de defender el territorio de las incursiones militares de potencias extranjeras y por ende, se contribuyo a una cesión de soberanía.

“Surge una nueva generación militar donde se acentúa que la institución militar está más capacitada que el sector civil para gerenciar, además hacerse cargo de la seguridad interna y la defensa de la nación y el desarrollo nacional”.
Castillo: son esencialmente transiciones políticas y culturales.
El profesor de la Universidad Simón Bolívar y personal técnico de la Comisión de Defensa, Hernán Castillo, señaló que la humanidad ha vivido en una constante transición y por facilidad de expresión del pensamiento tendemos a llamar transiciones a las crisis a los finales de períodos históricos y fases del desarrollo, que incluyen la vida militar.

Resaltó que el sobredimensionamiento de lo militar termina por poner en peligro la existencia de la sociedad civil.

“Los cambios de la estructura militar del Estado son el resultado de la implementación de un proyecto político sobre la idea de sociedad que nos proponemos crear. Las transiciones militares son esencialmente políticas y culturales”.

San Miguel: Hoja de ruta para la transición militar

Para la coordinadora de la asociación civil, Control Ciudadano, Rocío San Miguel, existe una correspondencia entre las recesiones económicas y las transiciones militares, no en vano recordó los años 1989 y 1999.

“Creo que la Fuerza Armada si está preparada para una transición militar a pesar de la militarización del país pero es necesario que los factores democráticos desde la Asamblea Nacional, así como el liderazgo económico y social deben edificar la estrategia política para propiciarla, por ello es necesaria la adecuación en el marco normativo constitucional y dos son las leyes prioridad: reforma de Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional y la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación”.

Señaló que paradójicamente en materia de defensa y seguridad, a pesar de estar militarizado el poder, el capítulo séptimo de la Constitución no ha sido desarrollado y allí hay una enorme oportunidad.

Finalmente se refirió al carácter bolivariano de la FAN que se le ha dado, que a juicio de San Miguel no es histórico sino ideológico, “si se quiere dar tributo a la historia debe ser Libertadora, ese es el auténtico concepto de una Fuerza Armada Nacional”.

comparte