La diputada por el estado Táchira y vicepresidenta de la Comisión Especial de Frontera, Gaby Arellano, lamentó que el ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, llame al alto mando militar para dar criterios sobre la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, pero no dé respuesta sobre la grave crisis que vive la frontera venezolana y el pueblo del Táchira, y no acabe con las mafias que con complacencia de algunos funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se pasean por todo el territorio limítrofe.

Crédito: Informe 21

Crédito: Informe 21

“Señor Padrino López, usted no está para dar respuesta sobre si la Ley de Amnistía está o no apegada a la Constitución Nacional, porque esa es competencia del Poder Legislativo. Sus responsabilidades como ministro son resguardar la soberanía y respetar la Constitución, que los órganos y los componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no sean los principales responsables del caos y la agonía que vive nuestra frontera colombo-venezolana, nuestra frontera marítima y todo nuestro territorio que hoy está desprotegido, porque la fuerza armada anda en campaña política con la anuencia del Partido Socialista Unido de Venezuela. Si quiere una consulta pública sobre la Ley de Amnistía y demás leyes, vayamos a un referendo consultivo”.

La parlamentaria aseguró que desde que se instaló la Comisión Especial de Frontera en enero pasado se han enviado 9 oficios al Ministro para la Defensa, en los que se le pide trabajar de manera conjunta con la FANB, para dar una respuesta al tema fronterizo. Sin embargo no se ha obtenido una respuesta satisfactoria.

Arellano invitó al ministro López a renunciar a su cargo y colgar su uniforme si quiere hacer activismo político. “Usted no puede ser ministro, jefe del componente militar y actor político del PSUV. Hay mucho que trabajar y nosotros queremos trabajar con la fuerza armada y sabemos que la mayoría de los hombres y mujeres que hacen vida en esta institución no aplauden la actuación del generalato y en especial de usted que vive aislado de la realidad venezolana”.

Estas declaraciones fueron dadas por la diputada luego de culminar una reunión entre la Comisión Especial de Frontera y expertos asesores en la materia, quienes dieron aportes para trabajar el tema fronterizo y la Ley Orgánica de Frontera, aprobada vía habilitante, a finales de diciembre de 2015. El panel de expertos estuvo integrado por Rocío San Miguel, Directora de la ONG Control Ciudadano y Especialista en materia de Seguridad y Defensa; María Teresa Belandria, Profesora de la UCV y Especialista en Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales; Walter Márquez, Licenciado en Historia y Diputado jubilado de la Asamblea Nacional; y José Gregorio García, Especialista en Integración y Frontera. A la reunión también asistieron los diputados María Gabriela Hernández (Monagas), Manuela Bolívar (Miranda), Luis Lippa (Apure), Sergio Vergara y Ezequiel Pérez (Táchira).

A juicio de San Miguel, la Ley Orgánica de Frontera no va a resolver los problemas fronterizos y ha sido dictada en fraude a la Constitución Nacional pues no respeta el contenido y alcance del artículo 15 que establece asignaciones económicas especiales a los estados y municipios fronterizos venezolanos. “Esta ley no fue consultada a los más de 10 gobernadores fronterizos y a los más de 150 alcaldes fronterizos que conforman el anillo de la frontera venezolana. Pero más dramático aun, las 27 etnias indígenas que tienen su asiento principal en la frontera también fueron olvidadas en la consulta de esta ley fundamental para la patria, porque está llamada a jurisdiccionar tres cuartos del territorio nacional. La ley también ignora la realidad del fin del conflicto en Colombia”, aseguró.

Fuente: Informe 21

comparte