09/04/08. Caracas. Dentro de la institución militar, a manera de broma, dicen que los oficiales sin cargo están en la ONU, siglas que significan Oficiales No Ubicados. En la Guardia Nacional están sin ocupar ningún puesto, según una lista a la que tuvo acceso TalCual, 158 miembros de este componente. Para Rocío San Miguel, presidenta de la organización Control Ciudadano, esto es una nueva prueba de la discriminación dentro de la institución castrense. Algunos oficiales están en esta situación desde fechas tan lejanas como 2002, pero eso sí, continúan recibiendo sus respectivos sueldos sin novedad. De acuerdo con San Miguel esto trae como consecuencia un gradual proceso de desprofesionalización de las Fuerza Armada Nacional y viola lo establecido en la Ley Anticorrupción: “Nosotros calculamos que son casi mil los oficiales que se encuentran en esta situación, lo que es bastante si se considera que la FAN tienen unos 14 mil oficiales, además esto representa una gran pérdida para la nación”. Para San Miguel todo esto lleva hacia la conformación del “brazo armado del PSUV” y la politización de la FAN: “Es necesario rescatar los ascensos por méritos, antigüedad, servicio y por escalafón. Tiene que haber un control de los otros poderes a la FAN y una discusión general sobre la problemática”. Medida Desmoralizadora. Para el general (r) Gonzalo García Ordóñez los oficiales en esta situación se ven afectados anímicamente: “Por supuesto que afecta la moral. Ahora no es lo mismo que le pase a un general, próximo al retiro, que a alguien que está comenzando la carrera”. García Ordóñez habla por experiencia pues vivió esta situación hasta en dos ocasiones; la primera por unos seis meses antes de ser designado como embajador en Bolivia y la segunda por un periodo de siete meses luego de que renunciara a este cargo el 11 de abril de 2002: “A los oficiales que están en esta situación les aconsejo que se mantengan fiel con la Ley, que los revolucionarios tendrán que rendir cuentas y seguir lo que dice la constitución que es el mejor antídoto que hay”. Para este general la discriminación por razones políticas nunca fue una práctica común en la institución: “La verdad que no recuerdo que esto haya ocurrido antes. Por supuesto que había oficiales que tenían sus preferencias políticas, pero esto no atentaba contra los principios de la constitución”. Por su parte San Miguel recuerda que la última vez que escuchó de discriminación política en la FAN fue tras el intento de golpe de Estado de 1992: “Sin embargo, estos oficiales recibieron créditos especiales y asignaciones en el exterior”. Fuente: Tal Cual.P 32. Carlos Crespo

comparte