Fuente: El Impulso 

A pesar de que no pasó de una advertencia, los médicos expusieron su preocupación ante una serie de mensajes que recibió el director del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), Marcial Daza, en donde se le dio a conocer que ayer se colocarían varias carpas militares con médicos para atender a los pacientes que acudían a consulta y no eran atendidos por el paro médico de 48 horas.

Daza aclaró que ciertamente la comunicación se realizó en horas de la mañana, cuando una teniente de apellido Santos, miembro del Motor Farmacéutico, se dirigió a través de mensajes para hacerle saber que serían colocadas cuatro carpas que contarían con el servicio de galenos del Hospital Militar José Ángel Álamo.

“Es imposible que cuatro carpas cubran lo que se hace en el Hospital Central”, expuso el directivo, quien además dijo que cerca de la media noche le llegó otro mensaje en donde se le informaba que ya no se llevaría a cabo la acción.

Consideró que el motivo por el cual se reculó fue por haber constatado que el principal centro de salud de la entidad, a pesar de tener parte del personal acatando el paro, ha permanecido brindando el servicio a los pacientes.

Incluso, la diputada ante el Consejo Legislativo del Estado (CLEL), Nereida Sosa, presidenta de la Comisión de Salud, dio a conocer que se han realizado 357 intervenciones quirúrgicas, de las cuales más de 200 de estas fueron realizadas en el Hospital Central, según señaló Daza.

Ciertamente, el equipo reporteril de EL IMPULSO visitó el área de consulta externa del Hcuamp para verificar si la paralización estaba siendo acatada por el personal médico. En el lugar no se mostró información alguna sobre el paro que se desarrolló hasta ayer, por el contrario, fueron varios los servicios que abrieron sus puertas, no obstante, eran pocos los pacientes en el área.

“Aquí vinimos y estamos trabajando, los que faltaron fueron los pacientes, creemos que por el paro de transporte”, dijo una de las trabajadoras. El Hospital Central no presentó un movimiento fuera de lo habitual con respecto a la alarma recibida el día lunes.

Por otra parte, los galenos permanecieron en asamblea en su casa gremial en donde expusieron el rechazo a lo que consideraron como “una amenaza” en caso de que llegaran a colocarse carpas con personal ajeno al de la institución “como si se estuviera en guerra”.

“Si nos dijeran que harán eso y allí tendrán todas las medicinas e insumos que necesita el paciente, entonces sería fenomenal, pero hasta los momentos no es así”, expuso Carlos Angulo, directivo del Colegio de Médicos Lara (Comelara).

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes (Somir) del Hcuamp, Jesús Guarecuco, destacó que permanecerán atentos en caso de que se intente establecer alguna carpa en cualquiera de los centros de salud de la entidad larense.

Hasta ayer se mantuvo el paro de 48 horas, hoy y mañana los galenos se reunirán en asamblea como lo han venido haciendo, con la intención de definir las próximas acciones y recolectar las actas que serán enviadas a la Inspectoría de Trabajo y Defensoría del Pueblo. Para el viernes nuevamente está planteada una paralización, no obstante, aún se desconoce qué actividad se realizará.

Crédito El Impulso

Crédito El Impulso

comparte