Fuente: Zeta

La abogada y presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel indicó en entrevista exclusiva a ENPaís que los altos mandos de la Fuerza Armada Nacional (FAN) aún no tienen claro el lugar que ocuparían en un nuevo gobierno.

“Hay miedo en torno a ese tema (…) no parecen tener una tabla de salvación en un modelo distinto, que signifique dejar de dar apoyo a Maduro. Es por eso que huyen hacia delante”, expone la experta en materia de DDHH.

San Miguel también se refirió a la activación del Codena para la posible activación de un Estado de excepción, con el que el gobierno buscaría aplicar medidas severas para detener la protesta.

¿Por qué el gobierno utilizaría el Consejo de Defensa de la Nación para activar el mecanismo de Estado de excepción en este momento?

-RSM: Instalar el Consejo de Defensa de la Nación no es necesario para decretar un Estado de conmoción interior o exterior que es dos de los cuatro Estados de excepción que prevé la Constitución. En mi opinión, lo que sucede es que el presidente ha instalado por primera vez el Codena de manera permanente, es la primera vez que ocurre esto en la forma permanente. Esa figura ni siquiera está contemplada en la Constitución, el Codena se instala, aconseja al presidente y ya, pero él ha decidido instalarlo de manera permanente, que en mi opinión es una teoría o una puesta en ejecución incrementalista. Vamos a asistir en los próximos 10 días a un mecanismo incrementalista de toma de decisiones que puede llegar a la declaratoria del Estado de conmoción.

¿Se puede ir a elecciones bajo este mecanismo?

-RSM: Si, ninguno de los Estados de excepción deroga el derecho al sufragio, pero permite tomar medidas muy severas sobretodo por la vía de tribunales militares, de restricciones a las manifestaciones, inclusive declarar Estado de sitio en algunos espacios territoriales para evitar la protesta, sin ninguna duda.

Pero, ¿por qué ahora, si ya ha venido aplicando severos mecanismos de represión y persecución?

-RSM: Porque es necesaria una narrativa creíble del enemigo externo. La única ocasión en la historia de Venezuela en la que se ha dado un decreto similar, no se llamaba de conmoción exterior sino un Estado de excepción por emergencia internacional, que fue por causa de la crisis de los misiles cubanos en 1962-64, y aquí lo que importa es la narrativa, no la estructura jurídica, sabemos que el gobierno no la respeta pero es importante darle contenido narrativo, lo suficientemente grave y representativo para encontrar cohesión interna,  para obligarla frente al enemigo internacional.

Entre las conclusiones del Codena, quedó el despliegue del Plan República a partir de este viernes 21 de julio. ¿Cómo puede afectar ello las protestas?

-RSM: El Plan República se despliega con esta excesiva planificación precisamente para comenzar a operar en torno a los 14 mil centros y los 500 metros de seguridad que se ha establecido por el CNE de manera irregular.

El Plan República está establecido solo para el resguardo del material electoral, ¿cómo se enfrentarían entonces a las protestas, si no están establecidos para el orden público?

-RSM: Con AK103, lo que es una barbaridad. En el proceso incrementalista de puesta en escena, ya los manifestantes no van a enfrentar bombas lacrimógenas, podrían enfrentar a soldados entre 18 y 19 años con un AK103, eso no es cualquier cosa. Es una puesta en escena criminal. Por lo demás, no se ha dado cumplimiento por esto de las zonas de seguridad alrededor de los centros de votación, a la ley orgánica de seguridad de la nación para declararlos como tal.

Padrino López se encuentra bajo amenaza de ser sancionado por violación de DDHH, ¿cree que a ello se deba el total respaldo del ministro de Defensa a la Constituyente y al gobierno de Maduro?, ¿cree que el pronunciamiento a favor del gobierno sea un mecanismo de sobrevivencia?

-RSM: Padrino no ha encontrado un espacio fuera del juego del ajedrez que está planteado en la política venezolana. Salirse de su apoyo a Maduro significaría su aniquilación. Creo que el problema de Padrino López, es que él siente que de tomar una posición distinta a la que ha venido asumiendo, podría incluso terminar preso. Creo que allí no se ha construido un mensaje claro por parte de la oposición a los militares, a los mandos. Estos son crucificados, por esa acusación grave que hay en materia de DDHH, pero no parecen tener una ecuación, una tabla de salvación en un modelo distinto, que signifique dejar de dar apoyo a Maduro y es por eso que huyen hacia delante. Esa es la teoría planteada en el momento.

¿Cree que el discurso de la oposición tenga que ver con ello?

-RSM: Si, porque no se ha edificado un horizonte temporal claro sobre lo que pasaría con la FAN. Como sería el desarrollo de una posibilidad de transición con los mandos militares y que lugar ocuparían estos. Eso no se ha transmitido y hay miedo frente a ese futuro.

¿Usted cree que la consulta popular del pasado 16 de julio causó algún impacto dentro de la FAN?

-RSM. Lo que ocurrió el domingo generó un enorme impacto internacional y nacional, incluido dentro de la FAN. El problema es que no se ha logrado capitalizar ese enorme impacto. Por el contrario, creo que se acudió a un expediente nuevamente de paro y digamos de dibujo libre por sectores que se dividen en una rata pacifica y una violenta, y eso termina por complicar las cosas para capitalizar el efecto de la Consulta.

Usted ha indicado que el 14% de la FAN está involucrada en violación de DDHH, queda entonces un 86% que no. ¿Qué pasa con ellos?, ¿Por qué no actúan?

-RSM: Porque no está claro el modo, las garantías, de lo que ocurriría si se expresa. Que pasa si la FAN decide quitar el apoyo a Maduro, como se capitalizaría ese cambio de juego, la FAN no lo tiene claro. Y mientras no lo tenga claro, no va a darse una vuelta de tapa al frasco.

-¿Cree que eso se debe a la ausencia de negociación y reuniones entre el sector opositor y el sector militar?

-RSM: No solamente atribuyo esto a las faltas que puedan provenir de la oposición, eso en gran parte sucede por eso, no han sido capaz de dibujar esto claramente, pero también pasa por la ausencia de liderazgos fuertes dentro de la FAN, así como en la oposición deben haber liderazgos que dibujen un horizonte claro para este elemento de poder, clave de la historia política venezolana, dentro de la FAN también deberían establecerse liderazgos capaces de establecer una dinámica en ese sentido y no lo hay.

-En cuanto a las atrocidades cometidas por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) durante la represión de los últimos meses, ¿a qué cree que corresponden estas actuaciones?, ¿cree que se trate de un tema de formación?

-RSM: Hay varias razones, pero entre las mas importantes están el discurso de odio desde la alta función política del país, los mandos claramente violadores de DDHH, como el comandante de la GNB tanto Antonio Benavides en su momento como Sergio Marcano ahora,  y las debilidades en la formación, en el uso de la fuerza, el irrespeto a los DDHH, no ha habido el suficiente adiestramiento para tener reglas claras de enfrentamiento que se anclen en materia de DDHH, un cuarto lugar es que ha habido un proceso de aceleramiento de la incorporación de tropa profesional en la GNB en este año, que ha triplicado el tamaño de la FAN, inmensos contingentes que muy rápidamente se han incorporado en las filas de la GNB sin la suficiente formación para asumir tal responsabilidad.

De darse un cambio de gobierno, ¿considera también prudente un cambio dentro de la FAN, específicamente la eliminación de la GNB como componente, precisamente por el rechazo tan pronunciado que mantiene actualmente la población?

No, creo que hay que hacer un retorno al carril constitucional, eso significa evaluar la posición actual, la profesionalización efectiva de la FAN, el control democrático sobre sus funciones, prescindir de un componente de la noche a la mañana sería una torpeza, porque estas personas irían en cuestión de horas a engrosar las filas de la criminalidad en el país. Esto tiene que hacerse con el rigor correspondiente, de evaluar caso por caso, quienes son las personas que están y dar una oportunidad, con el liderazgo correspondiente de insertarlas profesionalmente a la FAN.

Sobre las recientes detenciones de oficiales y el sistema de contrainteligencia que existe en el país, el cual aparentemente funciona, ¿cómo suceden hechos como el de Oscar Pérez?

-RSM: Siempre van a ocurrir cosas. Esto de Oscar Pérez a mi modo de ver, un mecanismo que opera en las grietas de los márgenes de seguridad. Tampoco creo que el gobierno este muy interesado en echar mano de este expediente, es un disruptor en la dinámica de acontecimientos nacionales, se trata de un piloto del Cicpc, no le atribuyo un peso especifico al peso de la dinámica nacional, el problema es que estos disruptores encuentran eco en posiciones recalcitrantes, entonces allí es donde debe hacerse un esfuerzo claro para evitar los espacios vacíos, pues todos son llenados, y los espacios vacíos incluyen días en los que no haya una claridad en la programación por parte de la MUD, si no hay una claridad es un desafío, pero en estos 10 días tienen que evitarse estos espacios vacíos, pues de lo contrario van a ser llenados por los factores mas recalcitrantes que interpretan a su modo de ver las cosas. La protesta y la acción de confrontación del Estado. Para mi, la violencia deja de ser un asunto hasta moral, porque la violencia debe ser vista como un tema de ineficacia política que contribuye es a consolidar el poder que en este caso lo tiene el gobierno.

-Luego de tres meses de protesta y a sólo 10 días de un proceso electoral y político que promete una línea divisora en la actualidad venezolana, ¿cree usted que la sociedad civil pueda lograr ese cambio político sin el apoyo de la FAN?

-RSM: No. La sociedad civil ha demostrado todo lo que era posible demostrar, que es mayoría, que quiere un cambio pacifico, que quiere un cambio constitucional, electoral. El país tiene claridad absoluta sobre el diagnóstico de lo que está sucediendo y tiene una claridad de lo que quisiera que ocurriera en Venezuela, pero entre ese escenario y el otro hay un puente, hay un vacío que no sabe como construirse, se tiene un diagnóstico correcto de la situación, se tiene un diagnóstico del país que quiere, pero ese puente de la transición nadie sabe cómo cruzarlos.

Crédito Archivo El Impulso

Crédito Archivo El Impulso

comparte