Fuente: El Nacional 

En el octavo día de protesta que se mantiene en San Antonio de los Altos, a 15 kilómetros de Caracas, sus habitantes se despertaron a las 6:50 am con detonaciones de perdigones y bombas lacrimógenas en las ventanas de sus apartamentos. El sonido de las explosiones se mezcló con los gritos de los vecinos y cacerolazos avisando que había tanquetas y convoyes del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro y Guardia Nacional Bolivariana ingresando al municipio.

Las detonaciones también impactaron a los transeúntes que salieron de sus casas a esa hora. Al ambulatorio Rosario Milano ingresó un hombre que caminaba con su esposa con múltiples impactos de perdigón y un joven con impacto de bomba en el pecho. Todo el que caminaba por la perimetral fue retenido en el estacionamiento del antiguo restaurante Don Blas y luego trasladados en convoyes de la GNB.

A las 8:00 am una tanqueta de la GNB tumbó el portón de la urbanización OPS, que tiene 7 edificios de 20 pisos cada uno. Entraron disparando a ventanas y carros en los estacionamientos. Entraron a los edificios, forzaron puertas de los ascensores y dispararon a las cámaras de seguridad de las edificaciones. Se llevaron además las consolas DVR en donde se digitaliza y graba las imágenes y audios que llegan desde las cámaras de seguridad. En videos se registró cómo los funcionarios disparaban a las cámaras de las plantas bajas de los edificios.

Allanaron sin orden a dos apartamentos de la torre 2 del urbanismo OPS. “Yo escuché cuando entraron al apartamento de mi vecino. Les abrí la puerta porque decían que las iban a tumbar y entraron cuatro funcionarios. Entraron hasta el cuarto de mis abuelos. Se llevaron dinero, prendas y las llaves de mi carro”, denunció un vecino que prefirió no revelar su identidad.

Los concejales Héctor Medina y Tirso Flores, del municipio Los Salias, confirmaron 14 detenciones y buscaban a 16 personas que presuntamente estaban retenidas. Denunciaron que se allanaron de forma ilegal cinco apartamentos de la residencia Sierra Brava, en Recta de las Minas; dos más en OPS y otras dos casas en El Picacho en donde detuvieron a cuatro mujeres y dos hombres.

“Entraron a mi casa y se llevaron a las mujeres, amedrentaron a mi mamá que tiene demencia senil y se llevaron a mi esposo y dos amigos. A los hombres les colocaron cascos y chalecos antibala para hacerlos parecer guarimberos”, contó una de las afectadas en el sector El Picacho.

Al mediodía una cuadrilla limpiaba los escombros que quedaban luego de una semana de confrontación. Los funcionarios se desplegaron por la perimetral y las tanquetas se estacionaron en la entrada del municipio, en la bomba de gasolina la Oveja Negra, a 150 metros antes de ingresar al pueblo y frente a la residencia Inon, adyacente al urbanismo OPS, que fue allanado en la mañana.

El vicepresidente Tareck el Aissami indicó, en horas de la noche durante una transmisión por VTV, que en el “operativo” de la GNB y otros cuerpos de seguridad del Estado “se logró la captura de 16 terroristas de una célula armada. Ellos tenían sitiadas a varias comunidades”.

Aseguró que los detenidos están hablando: “Pronto llegaremos a los más altos niveles”.

 Crédito El Nacional

Crédito El Nacional

comparte