Caracas. La cancillería venezolana, en voz de su titular, Nicolás Maduro, siguiendo la línea política trazada por el presidente Hugo Chávez el pasado domingo, informó que “hay un nuevo marco” para que los rehenes de la guerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sean liberados sin condiciones. Sin embargo, en los comentarios hechos para Venezolana de Televisión, Maduro recalcó que no hay fechas precisas de nuevas liberaciones y que solo queda esperar. Muchas esperanzas abrigan los familiares, quienes consideran que alias “Alfonso Cano”, nuevo líder guerrillero, en reemplazo de Marulanda, buscará mejores condiciones de negociación y acercamiento. Simón Pachano, sociólogo e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), sede de Ecuador, apuntó a TalCual que no hay que ser muy positivos respecto a las posturas que adoptará la guerrilla al verse acorralada militar y políticamente: “Seguramente harán demostraciones de fuerza después de los golpes que han recibido. Eso puede llevar nuevamente a incidentes fronterizos”. De acuerdo con Pachano, la situación reciente de los armados en la que perdieron a su número dos, alias Raúl Reyes, en territorio Ecuatoriano, ofrece nuevas perspectivas del conflicto. Claro está que las posturas de Chávez colocan sobre la mesa elementos un tanto diferentes. “El cambio podrá apreciarse seguramente en la relación con Colombia. Con esta posición, en la práctica, se elimina la negociación (secuestrados a cambio de presos o alguna forma similar). Es probable también que se deje sin piso a la senadora Piedad Córdoba, que ha venido impulsando ese tipo iniciativas”, destaca el investigador de la Flacso. –¿Afectará esta postura de Chávez en forma positiva el reestablecimiento de relaciones entre Ecuador y Colombia? –No creo que tenga mayor impacto. Ésta pasa por otros temas diferentes a los de los secuestrados. PUERTAS ADENTRO En Colombia el piso político de la senadora opositora colombiana, Piedad Córdoba, que participó junto a Chávez en las gestiones de mediación para la liberación de los rehenes de las FARC, se vio afectado luego de ser demandada ayer ante un tribunal por haber “exaltado al jefe de esa guerrilla”, alias Manuel Marulanda que falleció, según los armados, en marzo pasado. El congresista Roy Barreras, del grupo Cambio Radical, que apoya al presidente Uribe, emprendió la acción contra Córdoba ante la Corte Suprema de Justicia. Son ya cuatro las demandas que pesan contra ella, quien pertenece al Partido Liberal y fue desautorizada la semana pasada por directivos de esa formación política tras pronunciar insultos contra el mandatario. Córdoba, por su parte, calificó de “montaje” los supuestos correos electrónicos hallados en un computador del abatido Reyes. La senadora es señalada en esos mensajes por su supuesta oposición a la liberación de Ingrid Betancourt para mantenerla como ficha clave de presión y negociación. BUSCANDO RESPIRO Desde El Salvador y Perú se siguen atentamente los movimientos de las FARC, pues podrían estar buscando espacios expansivos y nuevos aires para continuar activas. El propio presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, dijo que los presuntos lazos entre la guerrilla de las FARC y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), pueden suponer un peligro para la democracia. Apuntó en entrevista con la agencia EFE, que está “muy preocupado” porque se compromete a “elementos del FMLN con tráfico de armas, eso es bastante delicado”, aseguró. Mientras, en Perú, se investiga si es cierto que un ciudadano peruano, que no está identificado, le pidió a la guerrilla 100.000 dólares. El fiscal general de Colombia, Mario Iguarán, señaló: “Esta información está siendo procesada por la Fiscalía colombiana, y la Fiscalía peruana nos ha solicitado formalmente colaboración”, agregó el funcionario. Fuente: Tal Cual. Pág 32. Caracas 11/06/08

comparte