09/04/08. Washington. El general estadounidense que comanda las fuerzas en la guerra de Irak pidió la suspensión por tiempo indeterminado del retiro de efectivos en los próximos meses, ya que de lo contrario estarían en peligro avances recientes en materia de seguridad en esa hostil zona. Durante una audiencia ante la Cámara del Senado de Estados Unidos, el general David Petraeus sostuvo que la situación había mejorado desde su comparecencia anterior ante el Congreso en septiembre, pero seguía inestable, y los avances reversibles, dijo AP. Petraeus recomendó un “período de consolidación y evaluación” de 45 días a partir del retiro, en julio, de las fuerzas adicionales enviadas a Irak el año pasado. No informó cuándo deberían reanudarse los retiros después de la pausa. “Al cabo de ese período, iniciaremos un proceso de evaluación para examinar las condiciones en el terreno y luego se reduciría la tropa”, agregó. Se prevé que el presidente George W. Bush avalará esa recomendación tan importante. El senador demócrata Barack Obama defendió el establecimiento de un calendario para la retirada de las tropas de Irak como una medida de presión para el Gobierno de Bagdad, al mismo tiempo que abogó porque Washington restablezca relaciones diplomáticas con Irán, al menos para hablar sobre el futuro de Irak. Obama se mostró partidario de la estrategia de “aplicar una presión creciente de una manera mesurada” sobre el primer ministro Nuri al Maliki para que acelere las responsabilidades iraquíes. La presión, según Obama, “incluye un calendario para la retirada”. Disponible en: http://www.eluniversal.com/2008/04/09/int_art_aconsejan-a-eeuu-sus_799503.shtml

comparte