Fuente: Aporrea

Yndira Lugo, directora del diario Región Oriente, y el editor, Daniel Trujillo, fueron citados por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) a declarar en sus instalaciones ubicadas en la urbanización El Bosque en Cumaná, estado Sucre, este martes, 30 de enero, reseña el pòrtal digital Efecto Cocuyo.

Crédito SNTP

Crédito SNTP

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) indicó que se trataría de una investigación que realiza el cuerpo de inteligencia militar por delitos contemplados en la Ley Contra el Odio por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, sancionada en noviembre de 2017 por la Asamblea Constituyente.

Esta sería la primera vez que se abre una investigación contra un medio por delitos establecidos en la Ley Contra el Odio.

“El editor y la directora fueron citados a declarar en la Dgcim a propósito de una denuncia formulada por el Círculo de Lucha Popular de la parroquia Altagracia de Cumaná”, expuso el organismo sindical en un tuit.

La denuncia realizada fue generada por la publicación del 11 de enero de un artículo sobre los hechos del Caracazo, el cual fue titulado ¡Los comunistas lo advierten!.

En una página el medio informa que el Partido Comunista de Venezuela advierte al Gobierno deNicolás Maduro que habría razones para que en el país se presentara un estallido social como el que se registró en febrero de 1989. Apuntaban a la inflación, la caída de los precios del petróleo, el desabastecimiento, la falta de acceso al efectivo y el deterioro del servicio de transporte.

“Sin embargo, no son los partidos de derecha quienes advierten al Gobierno sobre un inminente estallido social, sino sus propios aliados comunistas quienes sintiendo el pulso acelerado del corazón popular, piden al régimen oír al soberano antes de que este irreversiblemente se lance otra vez a la calle en busca de comida como sucedió en febrero de 1989″, termina el artículo.

El Sntp indicó que durante una hora estuvieron reunidos con los funcionarios de la Dgcim el editor jefe, Daniel Trujillo, el dueño del medio, Luis Marcano Barrios, y el abogado, Ángel Barrera. En este interrogatorio también estaba Yndira Lugo, pero a ella no la dejaron salir sino hasta después de una hora más.

“Preguntas básicas relacionadas al artículo publicado el día 11 de enero, basado en las declaraciones de Perfecto Abreu, presidente del PCV a nivel nacional, basado en el consejo de editores y cómo se había procesado la información (…) Ellos manifestaron que van a pasar declaraciones a la Fiscalía y será ella quien determine el rumbo de las investigaciones”, explicó Lugo al finalizar su interrogatorio.

comparte