El dirigente regional de Voluntad Popular (VP) en Carabobo, Aarón Rodríguez, criticó la iniciativa emprendida desde la Fuerza Armada Nacional Bolivariana con la finalidad de adoctrinar a los niños y jóvenes de las escuelas públicas del país. Consideró que lo que se intenta es incentivar el culto a la personalidad del fallecido Hugo Chávez, en lugar de despertar el amor patrio.

Crédito El Carabobeño

Crédito El Carabobeño

Sostuvo que al contrario como lo quiere hacer ver el ministro Vladimir Padrino López, la personalidad del expresidente no guarda respeto con lo que debe ser un soldado íntegro, pues este tomó las armas para atentar en contra de la democracia venezolana el 4 de febrero de 1992, y a través de su delirio revolucionario destruyó la institucionalidad. “Puso a la Fuerza Armada al servicio su partido político”, fustigó.

El representante de VP cree que en un futuro muy cercano habrá que trabajar en el rescate de la institución castrense, para elevar nuevamente su prestigio y la dignidad que merecen los verdaderos soldados venezolanos, que no se han sido seducidos por la doctrina castro-chavista, y que defienden el carácter institucional de la FFAA.

Condenó que el referido plan tenga entre sus objetivos contribuir a la formación de un ciudadano con conciencia socialista, pues según la Constitución nacional en ningún momento señala que Venezuela sea un país socialista. “Las FFAA no pueden incentivar el ideario marxista cuando no representa la visión de todo los venezolanos”, dijo.
Comida antes que doctrinas

El activista opinó que antes de llevar el adoctrinamiento a las escuelas, el Ejecutivo debería velar porque los estudiantes se alimenten bien, pues dice recibir a diario reiteradas quejas de representantes que aseguran que en planteles públicos los niños no se están beneficiando con el Programa de Alimentación Escolar (PAE).

“En muchas ocasiones lo que les llega es un cambur o una naranja”, lamentó el representante regional de Voluntad Popular. Detalló que en el sur de Valencia la situación es grave, pues muchas personas que disponen de escasos recursos cuentan con el programa para complementar la alimentación de sus hijos.

Aseveró que el Gobierno debería poner atención a estos casos en lugar de de estar inventando programas ideológicos para distorsionar la visión de los niños con su adoctrinamiento comunista. Llamó a los padres y representantes a estar alertas para orientar a sus hijos con relación a la situación que atraviesa el país, “El hogar debe ser la primera escuela y el lugar donde se enseñen las bases sobre lo que es la libertad, la democracia y el amor patrio”, agregó.

Fuente: El Carabobeño

comparte